Goldie, un perrito herido que no pudo contener la alegría cuando llegaron los rescatistas

Esta es la historia de Goldie, un perro que vivía en las calles de la India, a él no le faltaba nada ya que era alimentado, cuidado y amado por una persona muy amable en su vecindario.

Un día Goldie estaba caminando por la carretera cuando de repente fue atropellado por un auto que iba pasando.

Con el accidente, el pobre perro resultó gravemente herido, por lo que no se podía mover de en medio de la carretera, su amigo y vecino lo encontró poco después de que este fuera alcanzado por el vehículo, él de inmediato llamó a Animal Aid Unlimited, una organización de rescate local.

Goldie se veía en mal estado, mientras tuvo que esperar que el rescate llegara estaba bastante estresado y preocupado después por lo que le había pasado, pero el noble perrito apenas notó que el equipo de rescate se aproximaba a él, no pudo contener la felicidad, parecía como si él supiera para que estaban ellos allí.

“Tan pronto como su salvador Nandu se acercó, él comenzó a agitar su colita”, dijo Claire Abrams-Myers de Animal Aid Unlimited. “Parecía que sabía que estábamos allí para ayudar y que confiaba en nosotros”.

Mientras los rescatistas evaluaban sus heridas, Goldie seguía agitando su cola agradeciendo a sus salvadores, estos lo envolvieron en una manta y lo trasladaron en un camión para así poder brindarle a este perro la ayuda que tanto necesitaba.

Al examinar a Goldie, quedó claro que sus lesiones eran muy graves, y probablemente tomaría bastante tiempo para sanar. “Se lesionó en tres lugares diferentes, más severamente en la parte interna del muslo y el vientre, donde tenía profundas laceraciones”, dijo Claire.

“Su frente estaba raspada y sangrando y su pata le causaba tanto dolor que no podía soportar ningún peso en esta durante muchos días”.

Debido a que Goldie había perdido bastante sangre a través de sus heridas, el equipo de rescate tuvo que aplicarle líquidos intravenosos para que nuestro amiguito se mantuviera hidratado, se le dieron analgésicos y medicamentos antiinflamatorios para sus heridas.

Él se veía muy cansado de toda esta dura prueba, apenas podía mantener su cabeza en alto. Cuando termino todo el proceso, sus heridas fueron curadas y limpiadas, en lo único que podía pensar era en dormir un poco.

“Estaba traumatizado por el accidente y sus lesiones; estaba completamente agotado”, dijo Claire. “Durante varios días sólo durmió y continuamos con los líquidos intravenosos hasta que estaba más fuerte y comenzó a comer y beber por su cuenta”.

A Goldie le tomó exactamente dos meses para que sus heridas sanaran, y además de una leve cogerá en una de sus patas delanteras, hoy está completamente sano y eso no es impedimento para continuar su vida.

Él estará eternamente agradecido con sus rescatistas por salvar su vida, y nunca habrá suficientes abrazos o besos para agradecérselos, “Es uno de los perros más amistosos de la calle que hemos visto” dijo Claire.

“Es increíblemente alegre y dulce, no quiere que le prestes atención a nadie más que a él”.

The Dodo

De no haber sido encontrado Goldie habría muerto, pero gracias a sus salvadores hoy se encuentra bien y vivirá una vida larga y plena junto a todos los que lo quieren.

Todos tenemos la posibilidad de ayudar a los que nos rodean, comparte esta historia con tus amigos para hacerlos reflexionar sobre esto.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!