Graban a los 65 perritos que quedaron sobre un techo luchando por su vida tras perderlo todo

La naturaleza a veces sorprende al mundo con fenómenos que no pueden ser controlados, y estas condiciones climáticas no solo afectan a los seres humanos, también los animales padecen las consecuencias. Tal como les pasó a estos cachorros de un refugio que se vio severamente afectado por un tifón.

Después de que el llamado tifón Vamco pasara por la localidad de San Mateo, en la provincia de Rizal, en Filipinas, se vivieron episodios muy lamentables. Fueron decenas de personas y animales afectados.

Estas imágenes es un reflejo de lo grave que han sido las consecuencias, los activistas y defensores de los animales han arriesgado hasta su vida para salvar a estos pobres cachorros que estaban aterrados.

Lo que se vivió en la localidad tras la llegada de este fenómeno natural fue aterrador, todos trataban de nadar mientras se agarraban de lo que estuviera al alcance para mantenerse con vida.

Otra de las escenas que dejó este tifón se observa en una fotografía que le está dando la vuelta al mundo y habla por sí sola del drama que vivieron algunos animales. Se trata de la imagen de 65 perros sobre el techo de una casa mientras luchaban por mantenerse con vida después de que las calles colapsaran por el agua.

Tristemente un refugio de animales quedó sumergido en el agua por los estragos vividos por este ciclón en el país asiático el pasado mes.

Según información local, Amanda Ramírez una de las trabajadoras de este albergue de animales, hizo todo lo posible para tratar de salvar la vida de estos cachorros cuando se dio cuenta de los fuertes vientos que azotaban la región.

Los empleados se apresuraron antes de que el agua llenara el edificio.

“Fue aterrador, estábamos nadando y agarrándonos de todo lo que pudimos para sobrevivir. No podíamos dejar que los perros murieran dentro. Tuvimos que sobrevivir para los perros”, dijo Amanda.

Ante el desespero de todo lo que podía pasar, el personal se le ocurrió que la mejor idea en medio de esta emergencia era llevar los perros hasta el techo. Pensaron que por lo menos no correrían el riesgo de ahogarse cuando el agua terminara de inundar la mayoría del refugio.

Rápidamente cargaron a uno por uno hasta llevarlos a la azotea. Después los rescatistas se fueron nadando hasta otro edificio para ponerse ellos a salvo.

Tras pasar dos días el agua bajó y afortunadamente, los 65 perros lograron salir sanos y salvos de la situación.

La adopción de estos cachorros sería lo más conveniente, sin embargo, después de ser azotados por este tifón, la oficina gubernamental encargada no cuenta con los recursos para cuidarlos.

“No tenemos comida, agua, tazones, ni siquiera voluntarios, para ayudar a alimentar a los animales. Hemos perdido todo. No sabemos por dónde empezar. Espero que la gente nos ayude a levantaros de nuevo”, expresó Amanda.

Comparte esta noticia para ayudar a Amanda con su petición de colaborar con estos amigos peludos.