Un energético perrito destroza la ropa del sacerdote en plena misa, pero él lo perdona

La inocencia de los animales es tan grande que no saben de protocolos o etiquetas, sencillamente porque su amor va más allá de todos los límites, invadiendo cualquier espacio de fidelidad y entrega. Tal como demostró un hermoso cachorro en una iglesia de Brasil.

Zeus es un lindo y travieso cachorro que vive junto a su humano, el sacerdote Petrônio de Miranda, en la región de Angra dos Reis. Fue él mismo quien llegó de improviso a las instalaciones del Convento do Carmo, conquistando los corazones de todos con su singular personalidad.

“Zeus se convirtió en un símbolo de esperanza, de amor y bondad, de modo que puede traer buenas noticias en este momento de una pandemia tan difícil”, afirma el sacerdote.

El carisma del peludito también conquistó el Internet cuando el sacerdote compartió el momento en que, mientras él da misa, el canino no deja de morder sus vestimentas eclesiásticas y hace todo lo posible por captar su atención.

Además, el canino es tan travieso que siempre termina destrozando su ropa y a su humano no le queda más opción que utilizarlas de tal forma al dar misa.

Las imágenes y videos en donde se aprecia al canino haciendo de las suyas, siguiendo al sacerdote por todas partes y rehusándose a detenerse incluso ante la presencia de las imágenes religiosas, se hicieron virales rápidamente.

En las fotografías y grabaciones se aprecia a Zeus tumbado sobre el suelo, frente al sacerdote; saltando una y otra vez para que él vuelva a verlo y no deje de llenarlo de los mimos que tanto le gustan.

Zeus se ha convertido en toda una sensación de las redes sociales

Pese a todas sus ocurrencias, este sacerdote no podría enojarse nunca con ese hermoso peludito que lo escogió para cuidar de él y hacer sonreír a las personas con su increíble personalidad. Por eso le permite acompañarlo en cada misa, momento que las personas aprovechan para conocerlo.

«Cuando hablo de Zeus, suelo decir que es el dios pagano más católico de internet, el perro del cura. La gente viene aquí a la iglesia, en el convento, a encontrarse con Zeus», comentó el sacerdote.

Además de provocar alegría por donde va, Zeus también ha hecho que las campañas de caridad a cargo del convento sean más exitosas que nunca. De tal manera, la iglesia ha podido ayudar a las personas más necesitadas.

«Logramos recolectar más de seis mil canastas básicas para los pobres», afirmó el sacerdote.


Además de destruir las ropas de su humano, este perrito tiene un gran pasatiempo: jugar con los muchos niños que llegan a la iglesia en compañía de sus padres para recibir misa. Es la inocencia quien los une y les hace vivir los mejores momentos.

Cada día es toda una aventura para Zeus, pero su mayor cualidad es tener el don de lograr que miles de personas hagan el bien por quienes más lo requieren.

Comparte esta enternecedora historia con todos tus amigos y recuerda que en las calles se encuentran cientos de perritos fascinantes como Zeus, aguardando por un hogar.

Más noticias sobre: