Graban a un perrito que solo duerme de pie porque no puede superar su triste abandono

Para los perritos el tiempo no transcurre del mismo modo como pasa para los humanos. Nuestras peludos tienen un sentido del tiempo bastante diferente y es por eso que para ellos unas horas pueden transformarse en semanas. Dada esta situación, nuestras mascotas tienden a agudizar la soledad y el abandono. 

¿Ahora entiendes por qué tu perro sufre cada vez que te vas al trabajo?

Un día fuera de casa será para ti sólo un día pero no significa lo mismo para tu mascota y esa es la razón por la cual llora y salta al verte llegar del trabajo.

Por si no lo sabías, tu perrito cree que has estado fuera muchísimo tiempo. Algo así le ha ocurrido al can de esta historia, quien ha desarrollado una especie de fobia al abandono.

Y lo refleja en su nuevo hábito de sueño.

Para evitar que lo dejen de lado, el perro se niega a dormir y la situación tiene a su familia con el corazón destrozado. Sus humanos sólo desean que el chico deje atrás su trauma pero no ha sido sencillo.

El perro se llama Choco y fue adoptado por una gran familia.

Resulta que los papitos de Choco debían salir de casa y para no dejar al animalito solito decidieron dejarlo en casa de una tía humana.

Aunque el perro sólo duro un día sin verlos, pues lo recogieron al día siguiente, ese episodio quedó tatuado en su memoria y ahora se resiste a dormir.

Sus músculos se tensan tanto que él no deja reposar su cuerpo.

Después de 24 horas fuera, Choco volvió a su propiedad pero sus nervios no lo dejaron tranquilo. El pobre animalito se ha rehusado a acostarse desde entonces y familia está preocupada, ya que Choco no ha descansado.

El poodle se queda despierto durante las noches y en ocasiones el cansancio lo vence, rindiéndose ante Morfeo pero de pie.

El perrito duerme de pie y sus dueños lo han captado en vídeo.

En la grabación se ven los músculos tensos del can que cabecea del sueño y en algún punto cierra sus ojitos.

La familia teme que Choco se enferme y están intentando afianzar en él nuevamente la confianza, para que duerma tranquilo y sin la preocupación de ser dejado de lado otra vez.

Para el perrito esta batalla no sólo es desgastante sino triste, pero todos los traumas pueden ser superados y su familia está dispuesta a apoyarlo en todo. Choco tiene a unos grandes padres humanos y la intención de ambos no fue nunca crearle semejante problema, sin embargo, este caso nos demuestra lo dependiente que las mascotas pueden ser con dueños.

Choco superará su trauma en algún momento, comparte su caso y que la gente entienda lo que ellos sufren cuando son dejados solos.