Graban a una mujer luchando por meter a un perro en su auto bajo la histórica nevada

Kristin Salinas-Labrador, de 28 años, regresaba de su trabajo conduciendo por una carretera de San Antonio, Texas, en medio de la histórica nevada que azotó al estado la semana pasada.

El terrible temporal que no había sucedido en 100 años, produjo cortes de energía, y decenas de muertos. Y aunque las pérdidas humanas son muy lamentables, también se nos arruga el corazón de pensar por lo que tuvieron que pasar cientos de perritos callejeros bajo la gélida nieve.

Fue uno de esos perritos vulnerables, preso del hambre y el frío, y con el más incierto destino, que llamó poderosamente la atención de Kristin. Ella, que es una amante de los animales, no pudo pasar de largo y detuvo su auto de inmediato.

Era un labrador negro que luchaba por su vida en la carretera nevada

Kristin tuvo que hacer varios intentos para meterlo dentro de su vehículo, pero nada daba resultado; el pobre perrito estaba muerto de miedo.

Ciertamente, otro en su lugar, habría dicho que hizo lo que pudo, y se habría marchado. Después de todo, se vivía un estado de emergencia, y salvar un perro para muchos podría pasar a segundo plano.

Pero esta heroína no era cualquiera, así que en ese momento supo lo que tenía que hacer. La mujer de origen puertorriqueño se había detenido antes a comprar tortillas calientes, así que con mucha paciencia y amor, decidió romperlas en pedazos para atraerlo lentamente.

Tardó 30 minutos en meterlo a salvo en su automóvil, hasta que su truco ¡dio al fin resultado!

En ese momento llamó a Nicole, su esposa, de 30 años, para contarle lo sucedido, quien la animó a llevarse al perrito a casa.

«Tan pronto como vemos un animalito callejero, ya sea un perro o un gato, lo traemos y tratamos de adoptarlo. Así que fue solo otro día, pero nunca habíamos pasado por una nieve como esta, sabíamos que definitivamente teníamos que traer a este perro», declaró Nicole a los medios.

Los hechos sucedieron el pasado 18 de febrero cerca de Bandera Road, en San Antonio

El gesto de Kristin fue captado en video por otro conductor que se quedó atónito al ver su gran acto de amor y lo difundió en las redes, donde no tardó en hacerse viral:

«Los perros, los gatos, las mascotas, no saben lo que está pasando. Entonces, tratamos de ayudarlos, un perro a la vez. Espero que la siguiente persona se detenga también, y ayude a los animales callejeros», dijo Kristin cuando le preguntaron por qué hizo algo así.

Así que no dudaron en llevarlo a casa, y afortunadamente descubrieron que además de pasar frío y estar petrificado del miedo, estaba en buen estado.

Lo llamaron Taco, en honor a las milagrosas tortillas que le salvaron la vida

Dado que de manera providencial Nicole trabaja en una clínica veterinaria local, lo llevó allí para vacunarlo y descubrió que no tenía microchip.

La pareja confesó que aunque ama a los animales, y el haber podido rescatar a Taco las marcó profundamente, ellas no lo podían acoger para siempre en casa, puesto que tienen varios adoptados.

Primero difundieron un anuncio con la esperanza de encontrar a sus dueños, pero al ver que nadie lo reclamaba, decidieron mantenerlo con ellas hasta conseguirle un hogar. Personalmente se asegurarán de no entregarlo hasta dar con la familia perfecta para él.

«Está durmiendo como un bebé, comiendo y bebiendo muy bien», publicaron en sus redes.

Un simple gesto de compasión a pesar de la peor nevada de la historia salvó la vida de este hermoso perrito. ¡Comparte para inspirar a otros a hacer mucho más por los perritos callejeros que tanto nos necesitan!