Graban el ritual de este hombre mayor paseando a su perro anciano en el carrito que le construyó

Existen dueños para los que sus animales no son simples mascotas, pero existen hombres que la auténtica devoción que sienten por sus consentidos la llevan a «otro nivel», dándonos verdaderas lecciones de humanidad.

Tonino Vitale es un hombre italiano que daría la vida por su perrito labrador anciano de 13 años, Dylan

Este padre dedicado empezó a darse cuenta que su perrito ya no era el mismo de antes, pasaba acostado y triste. Tras llevarlo al veterinario el diagnóstico fue devastador: padecía una grave artritis, propia de su edad. Lo que significaba que presentaba mucho dolor en sus articulaciones.

Ya no podría correr, ni caminar

Tonino estaba destrozado, sabía perfectamente que le quedaría muy poco a tiempo Dylan y se resistía a verlo derrotado en una esquina, mientras le llegaba su final.

Fue entonces cuando decidió que el perrito merecía sus mejores últimos días y tuvo una idea verdaderamente genial: le construyó un carrito para que pudiera sentarse tranquilamente y así recibir el aire fresco cada mañana, mientras lo sacaba a pasear.

Un vecino capturó en video el ritual del hombre y el perrito y lo difundió en las redes conmoviendo a millones

Tonino no tardó en hacerse viral y se convirtió en el héroe sin capa del barrio

Muchos contemplaban conmovidos la verdadera devoción del hombre por el perro y todos lo vecinos, en Vibo Valentia, permanecían expectantes para ver pasar al dulce Dylan, feliz, siendo empujado en su genial transporte por su dueño.

Lo increíble fue que Tonino empezó a notar que su perro poco a poco, empezaba incluso a mejorar físicamente, ni qué decir de su ánimo, ya no estaba triste y esperaba con ansias para salir de paseo.

El conmovedor ritual se repite cada mañana

Desde que Dylan se convirtió en una celebridad, el hombre ofreció declaraciones a los medios, donde contó qué es lo que le llevaba a tratar a su perro así, haciendo llorar a muchos:

«Ha estado a mi lado en los momentos más difíciles de mi vida, cuando mi madre murió estuvo fortaleciéndome y en su último aliento no se apartó de su cama, hasta verla partir. Es algo no que no le sabré agradecer lo suficiente y esta es la manera que tengo de recompensarle», dijo Tonino.

Es por eso que Tonino está dispuesto a hacer lo que sea por Dylan, quiere que los días que le queden, los viva en paz, rodeado de todo el cariño posible. Después de tantos años de fidelidad, «es lo mínimo que merece», asegura su dueño. No lo quiere defraudar.

Las escenas conmueven al mundo entero, es una gran historia de amistad entre un hombre y un perro que demuestra que el amor por una mascota es mucho más fuerte por grandes que sean las limitaciones de una enfermedad.

Sólo quiere que se sienta amado y consentido hasta su último suspiro

Mientras otros dueños, posiblemente podrían a dormir a sus mascotas o los dejarían a su suerte, este hombre se asegura de rodearlo de amor hasta el infinito.

Si esta historia de amistad y devoción verdadera te ha conmovido, no dejes de compartirla con tus amigos para que sirva de inspiración a otros dueños. ¡Así sabe el amor y la gratitud!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!