Decenas de tigres y leones recuperan su libertad tras ser rescatados de crueles circos

Los animales salvajes pertenecen a la naturaleza; sin embargo, durante largo tiempo han sido utilizados en los circos, a costa de su salud e incluso de sus vidas. Por fortuna, una organización defensora de los derechos de los animales, después de mucho esfuerzo, logró un gran rescate de tigres y leones en Centroamérica.

Las empresas circenses han ganado mucho dinero presentando espectáculos donde los animales salvajes son los protagonistas.

No hay que ser demasiado inteligente para darse cuenta de que son sometidos a tratos no adecuados para que realicen sus trucos. Por fortuna muchos países han adelantado legislaciones que buscan defender sus derechos naturales.

En Guatemala, fue aprobada. en 2017 una legislación que prohíbe la utilización de animales en circos, y entró en vigencia al año siguiente. La organización Animal Defenders International (ADI) tuvo mucho que ver para impulsar el cumplimiento de la nueva ley, por año y medio estuvo en Guatemala poniendo todo su esfuerzo en ese cometido.

Lograron rescatar veinticinco felinos de tres circos distintos, todos fueron concentrados en un centro de rescate temporal, construido mediante alianza entre el gobierno y la ADI.

Aún está pendiente la entrega de otros veinticinco felinos por parte del circo «Rey Gitano» que se han negado a cederlos, el caso se está manejando legalmente.

Posteriormente se distribuyeron los animales de la siguiente manera: un felino fue asignado al zoo «La Aurora» en la ciudad de Guatemala, tres al Ecoparque Esquipulas en la parte oriental del país, los veintiún restantes se asignaron a ADI.

De ellos, tres fueron entregados al santuario Big Cat Rescue en Estados Unidos, y una leona falleció por problemas de salud en pulmones, hígado y estómago.

Finalmente, se acondicionaron jaulas especialmente diseñadas para trasladar los diecisiete felinos en un viaje a cargo de la aerolínea holandesa KLM, en un vuelo exclusivo para la carga de animales con destino final el santuario ADI Wildlife Sanctuary, ubicado en la provincia del Estado Libre al centro de Sudáfrica.

Durante toda la travesía estuvieron monitoreados por un veterinario, y les suministraban a los tigres medicación para evitar que sufrieran convulsiones.

Y después de un largo y ajetreado viaje, los animales llegaron a su destino en óptimas condiciones.

“Ha sido un largo viaje con una ruta complicada debido a diversas restricciones relacionadas con la seguridad para vuelos y tránsito de los animales, pero estamos aquí”, informó a su llegada un vocero de ADI.

El futuro de los animales rescatados es promisorio, atrás quedarán las terribles experiencias vividas.

Los representantes de la institución agradecieron a todas las personas que contribuyeron para que ese logro fuese realidad.

“Un agradecimiento especial a todos los que donaron durante el viaje y nos animaron. Hemos cambiado la forma en que los animales son tratados en Guatemala, para siempre”, añadieron los responsables.

Sin lugar a dudas este es un excelente trabajo que debe ser la motivación para muchos más, y así devolver a los animales su libertad.

¡Tienen derecho a una vida feliz en libertad!

Comparte esta gran noticia con todos tus amigos y nunca dejemos de luchar por una vida digna para los animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!