Un granjero recurre al método más cruel para que los terneros dejen de ser amamantados

El trabajo de un granjero es sumamente importante para la vida de millones, pero puede no ser vista de muy buena forma por muchas personas, ellos pueden ser llamados crueles o hasta maltratadores de la vida animal, por lo que muchos de ellos han llevados sus métodos a la vía más humana y más suave posible para que los animales que están a su cuidado no sufran.

Pero lamentablemente, ese no es el pensamiento de algunos de ellos, a los que solo les importa el aporte monetario que la cría de animales pueda traer consigo. Y fue uno de estos casos lo que hizo que el inspector Benjamin, de la SPCA Assisi Humansdorp, fuera llamado por una denuncia en el Cabo oriental de Sudafrica, Joubertina.

Él se acercó a los campos de un granjero donde consiguió lo que sería uno de los dispositivos para terneras más extraño y bárbaro posible, era una tabla de madera con algunos clavos que sobresalían de élla, y se encontraba atado en la cabeza de una cría ubicado entre el lugar donde estarían en un futuro sus cuernos hasta su nariz.

Extrañado por el aparato, el inspector Benjamin intentó con todas sus fuerzas quitárselo de la cabeza, ya que por el tamaño de este no permitía que la ternera pastara o se alimentara de su madre, pero su trabajo no tuvo frutos, por lo que se retiró de la granja para buscar al dueño por toda la cuidad.

Tras una búsqueda de 40 minutos, el inspector logró encontrar al granjero para soltarle la pregunta que venía atormentándolo todo el día: ¿Cuál era la función de eso? ¿Para qué se lo ponía?

Por supuesto, la respuesta del granjero lo aterrorizó; él le explicó que, aunque la ternera ya era lo suficientemente grande, aún se alimentaba de la leche de la madre por lo que, gracias a ese aparato, cada vez que la cría se acercara a la madre para mamar, esta lo patearía por el daño que le causaban los clavos. Definitivamente, una de las peores ideas del mundo y no la mejor forma de afrontar el destete de los becerros.

La separación entre las vacas y los becerros suele ser de forma gradual para que ninguna de las partes sea afectada, generalmente los criadores los ponen en campos juntos para que puedan estar uno junto al otro, mientras la cría se acostumbra a pastar y a estar separada de su madre.

La mayor parte de los granjeros tienen que hacer pasar a sus animales por este cambio, pero ninguno había sido capaz de transformar esta etapa en un fenómeno tan traumático como lo que tuvo que pasar este becerro y su madre… y quién sabe cuántos más antes de él.

SPCAAssisiHumansdorp / notasdemascotas

De momento se le ha dejado una advertencia al granjero y, por supuesto, retiraron el terrible dispositivo del pequeño animal. Esperamos que esto sea suficiente para que la situación no se repita.

¿Qué opinas de lo que hacía el granjero y de la advertencia que le fue dada? Déjanos tus comentarios y no olvides compartir.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!