ALERTA MÁXIMA: Hallan el cuerpo de un oso y ofrecen 10.000 euros para dar con el asesino

La imagen del cuerpo sin vida de un oso en el Pirineo francés ha causado gran conmoción, es una escena desoladora que muestra cómo se vulneran los derechos de los animales que merecen vivir en libertad en su hábitat.

El hallazgo del cuerpo sin vida del oso se produjo en el Pirineo francés, en Ariège, muy cerca de la frontera con Cataluña, las autoridades de Francia alegan que no puede quedar impune.

Grupos conservacionistas como la organización Sea Shepard France luchan por llevar el caso a los tribunales, piden que se haga justicia por este acto tan repudiable.

En otra oportunidad, la organización logró llevar a los tribunales a un hombre que se dedicaba a cazar focas.

De acuerdo con la delegación de esta organización internacional que surgió para defender a las especies acuáticas pero que ha luchado por otras causas, el pasado jueves 11 de junio, decidieron ofrecer una recompensa por información sobre el asesino del oso.

Anunciaron que ofrecen una recompensa de 10.000 euros a cualquier persona o entidad que ofrezca información suficiente para descubrir quién fue responsable del delito.

El cuerpo del oso fue hallado el pasado martes en un área boscosa adyacente a las pistas de esquí de Guzet, en el Cirque de Gérc – Pic de Seron, Ariège, Francia, pocos kilómetros al norte de la frontera con el Pallars Sobirà y el Valle de Arán.

A través de un comunicado difundido en las redes sociales con la imagen del oso, Sea Shephard France, afirmó que ofrecen la recompensa para instar a los que tengan información sobre el caso para poder avanzar en el proceso de investigación.

“La información debe ser facilitada a las autoridades a cargo del caso y se pagará la recompensa si el testimonio conduce a la acusación del culpable”, reza el mensaje.

El año pasado usaron el mismo mecanismo para identificar a un cazador furtivo de focas, quien informó sobre el autor de los delitos recibió 10.000 euros y el presunto implicado está a la espera de comparecer ante el juez.

El próximo mes de septiembre se llevará a cabo el juicio, es el primero de estas condiciones en Francia.

En el comunicado resaltan que el oso es una especie protegida y atentar contra la vida de un ejemplar es completamente ilegal.

“Con la temporada de caza cerrada, la investigación de este caso parece dirigirse a un acto deliberado de caza furtiva o acción premeditada de algún vecino de la zona. Recordamos que algunos ganaderos o pastores siguen considerando que la presencia de osos en esta área es excesiva”, dice el mensaje de la organización Sea Shepard France.

“La población de osos ha sido exterminada en el pasado, el último oso pirenaico, Canelle, fue asesinado por un cazador en 2004 mientras defendía a su cachorro de los ataques del perro de caza”, dijo un representante de la organización.

“Por este acto ilegal y atroz, el cazador solamente fue sentenciado con una indemnización de 10.000 euros, por un delito que generalmente es castigado con tres años de prisión y una multa que puede llegar hasta 150.000 euros”, agregaron.

En Francia, establecieron un programa de reintroducción de osos, con ejemplares que fueron trasladados desde Eslovenia para repoblar la zona del Pirineo. Los activistas alegan que no fueron capaces de preservar sus ejemplares autóctonos y que ahora deben cumplir con la responsabilidad de proteger a la especie.

Lamya Essemlali, presidenta de Sea Shepherd France y vocera de Rewild, declaró: “La justicia, por su parte, debe imponer sanciones ejemplares y disuasorias a todos los que atacan a esta especie protegida. Las sentencias muy laxas son incentivos reales para la caza furtiva”.

Es un compromiso de todos alzar la voz a favor de los derechos de los animales, esperamos que se haga justicia por la muerte de este inocente oso a manos de la crueldad de algún desalmado. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!