Hallan una ballena gigante sin vida en la orilla y el resultado de la autopsia causa conmoción

Las personas del mundo entero están al tanto de los graves daños que se ha hecho al planeta con la explotación de los recursos naturales y los focos de contaminación que dejan desde las grandes industrias hasta nuestros hábitos poco amigables que mucho tienen con el medioambiente.

Aunque el hecho sea de conocimiento general parece un cuento de nunca acabar y los grandes daños los llevan de forma inmediata las criaturas más vulnerables.

Diversas especies han desaparecido del planeta por los cambios climáticos y la devastación en sus habitas naturales, aunado esto a la caza indiscriminada. Pero el humano parece no parar su comportamiento destructivo.

En esta oportunidad una ballena encontrada en la isla Harris, en el mar de Escocia ha desatado un gran impacto en el mundo.

A principio de diciembre, el cadáver de un cachalote de gran tamaño encalló a la orilla de la isla Harris. La muerte de una criatura de este tipo es realmente trágica, considerando que son especies protegidas pero el asunto causó mayor indiganción al descubrir el contenido de su estómago.

La ballena fue hallada específicamente en la isla de Seilebost y la autopsia realizada en su cuerpo reveló que tenía más 100 kilogramos de deshechos en su estómago.

El animal había tragado redes de pesca, cuerdas, bolsas y vasos de plástico, entre otros materiales inorgánicos que fueron hallados en su interior.

Las imágenes causaron gran estupor y fueron consideradas como repulsivas y lamentables por los propios pescadores de la zona.

«Fue extremadamente triste, especialmente cuando las redes de pesca y los escombros salieron de su estómago. Caminamos por estas playas casi todos los días y siempre llevamos una bolsa para recoger la basura, principalmente relacionada con la pesca», dijo Dan Parry, quien vive en la cercana playa de Luskentyre.

La organización escocesa Scottish Marine Animal Stranding Scheme (Smass), dedicada a investigar las muertes de ballenas y delfines en el lugar fueron los encargados de realizar la autopsia del animal.

Aunque Smass no pudo confirmar que la criatura haya muerto a causa de los escombros y deshechos que había tragado durante toda su vida, el asunto se consideró como una clara evidencia del problema de contaminación marina que existe en el lugar.

«El animal no estaba particularmente en malas condiciones, y aunque es ciertamente posible que esta cantidad de escombros haya sido un factor para su encallado, en realidad no pudimos encontrar evidencia de que afectara u obstruyera sus intestinos. Sin embargo, tener esta cantidad de plástico en el estómago es terrible, debe haber comprometido la digestión y una vez más está demostrando los peligros que los desechos oceánicos y el equipo de pesca perdido o descartado pueden representar para la vida marina», dice una publicación de Smass en la página de Facebook del grupo.

La criatura fue enterrada en la misma isla con la ayuda los equipos de la Guardia Costera y el Consejo de las Islas Occidentales.

Esta es una trágica noticia que debería de interpelar a todos, sólo en el 2018 se registró 930 mil ballenas fallecidas en territorio escocés y el número parece haber aumentado durante este año, las cifras serán publicadas por Smass próximamente y esta ballena engrosará el número de decesos.

Comparte esta importante noticia y enséñale al mundo que nuestros deshechos están acabando con sus vidas y con nuestro planeta.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!