Hambriento, herido, deshidratado y con el hocico atado, pero los policías cambian su destino

Desafortunadamente, a algunas personas les cuesta asumir responsabilidades con sus mascotas y piensan que abandonarlo en terribles condiciones es la mejor opción. Cada día, muchos perritos son rescatados por organizaciones o fundaciones que apuestan por respetar los derechos de los peluditos. Esta vez, nuestro hermoso protagonista fue rescatado por los oficiales de la oficina del Sheriff del Condado de Lee, en Florida.

Decidieron llamar al perrito Chance.

En perrito fue encontrado en terribles condiciones, tenía su hocico vendado de tal manera que le dejó graves heridas, estaba muy deshidratado, hambriento y sangraba por las heridas de sus patas y el pecho.

Afortunadamente, fue rescatado a tiempo por el Servicio de Animales Domésticos, quienes sin pensarlo lo llevaron al veterinario para brindarle toda la atención que necesitaba.

Su hocico permanecía atado con una cinta aislante roja.

Uno de los oficiales que participó en el rescate le abrió las puertas de su hogar para que Chance pudiera recuperarse tranquilamente. Al respecto señala:

«Los perros están en mi sangre. Incluso cuando vi la historia yo mismo, sabes, fue horrible. Los animales son inocentes”.

El adorable perrito sorprendió a todos con su recuperación, es increíble lo que un pequeño gesto de amor puede hacer para cambiarle la vida a los perritos que más lo necesitan.

Los policías conmovidos por su historia y fuerte valentía para demostrar sus ganas de vivir, decidieron adoptarlo y darle un puesto importante en la Oficina del Sheriff del Condado de Lee junto con el oficial Carmine Marceno.

Chance tiene un año de edad.

Chance ahora es parte de la gran familia de oficiales quienes día a día se aseguran de darle el más sincero amor. El perrito logró sobrevivir a una dura prueba en la que los abusos fueron una constante en su vida. El oficial Castellon destaca que este tipo de acciones en contra de los perritos no se pueden seguir tolerando.

El hermoso perrito está recibiendo educación y toda la atención que necesita.

A pesar que en la actualidad en el condado de Lee hay una multa de crueldad animal de 500 dólares, este monto es bastante insignificante en comparación con tondo el dolor que padecen los peluditos. Karen Fortiani, quien trabaja en los Servicios para Animales Domésticos del condado, destaca que el monto es solo algo simbólico y la penalización es muy leve.

El primer día de trabajo de Chance demostró ser un perrito muy inteligente y capacitado.

Queda claro que aunque los criminales paguen su multa, ni el sufrimiento, ni el destino de los perritos cambia tan fácilmente. Es por ello que la Oficina del Sheriff está trabajando para crear un sistema que logre evitar que los maltratadores hagan de las suyas. Solo de nosotros depende hacer valer la vida y los derechos de los peluditos.

Ayúdanos ser la voz de los perritos más vulnerables y comparte la nota en tus redes para crear conciencia y fomentar el amor a nuestros peluditos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!