Más de 80 animales de un refugio dependen de este humilde hombre, pero necesita un milagro

Por fortuna, en nuestro mundo siempre hay personas tratando que este sea un lugar mejor para todos los que acá habitan; desde los animales más grandes hasta el más pequeño e indefenso, tienen alguien que hace la diferencia y está dispuesto a protegerlo.

Tristemente, a veces hay panoramas más difíciles para los buenos samaritanos que tratan de ayudar a los demás, que pueden ser limitaciones en su salud o financieras, pero sin embargo les sobra amor.

Una bondadosa persona que está pasando por estas difíciles situaciones es Héctor José Sanoja, quien fue un humilde conductor de autobús hasta que en 2007 descubrieron que padecía una enfermedad cardíaca que lo obligó a mantener una vida más tranquila. Tuvo que retirarse de su trabajo para ahora solo mantenerse con un pequeño abasto en su hogar.

Héctor, junto a su hermana, Nieves, unieron sus fuerzas y el amor hacia los animales, para crear y mantener el Albergue Nieves del Valle, en la localidad de Villa de Cura, en Aragua, Venezuela.

El albergue se estuvo manteniendo con mucho trabajo, pero progresivamente han recurrido a la ayuda financiera por medio de donaciones hechas por amigos cercanos y terceros, para solventar el mantenimiento de los más de 80 animales que habitan en él.

La situación del refugio es bastante precaria, hay largas temporadas que no reciben el servicio de agua, y el costo de alimentos y materiales como tazones, periódicos y sabanas, cada vez son más costosos. Los hermanos no pueden mantener sin ayuda el albergue, por esa razón, han decidido crear una página web y un perfil en GoFundMe, para la recolección de fondos y así mantener el refugio y sus animales, en especial a Brindis, un hermoso gato que es el “rey” del albergue porque lleva casi 10 años en el lugar.

Sin embargo, las malas noticias siguen llegando para el humilde albergue. La familia Sanoja también necesita ayuda para Héctor, el cuidador de los animales en el refugio. Su dificultad económica lo imposibilita poder costear el procedimiento médico y quirúrgico de su enfermedad.

Héctor necesita una intervención para la instalación de un marcapasos en su corazón, pero lamentablemente no cuenta con los recursos necesarios para pagarla por su cuenta. Tampoco es posible algún tratamiento para su enfermedad, debido a la escasez de medicamentos en Venezuela.

Héctor, de 58 años, dice que aún quiere seguir atendiendo y cuidado a los gatos y perros que hacen vida en su albergue, pero necesita del buen corazón del mundo para lograr la meta de 14.500 dólares en el perfil de GoFundMe.

Una de sus publicaciones estremecen el corazón:

Pon una mano en tu corazón y sé el héroe de estos humildes cuidadores, que a pesar de las dificultades en las que se encuentran, aún tienen la intención de seguir ayudando a unos seres tan tiernos como son los perros y gatos sin hogar. Puedes realizar tu donación aquí.

GoFundMe / pacemakerforhectors

Sigue a Brindis, el hermoso gatito en su cuenta de Twitter, red social donde Nieves y Héctor están presentes mostrando el día a día de su labor en el albergue.

Comparte esta noticia con tus amigos y no olvides ser parte de los buenos en este mundo. ¡Aplausos a ambos por tan noble causa!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!