Herida y atrapada en un charco, una dulce perrita lloraba pidiendo ayuda una y otra vez

Es indignante saber la enorme la cantidad de personas que pueden pasar junto a un animal herido y dejarlo allí sin siquiera ofrecerle un gesto de apoyo, simplemente no reconocen que es un ser vivo que merece compasión.

Tal como el caso de esta perrita que se encontraba débil y sin poder moverse a pocos metros de una carretera. No paraba de llover y la pequeña estaba prácticamente sumida en un terrible charco de barro y basura.

La perrita fue hallada en la ciudad de Parañaque en las Filipinas.

Lloraba insistentemente para pedir ayuda a los transeúntes pero la mayoría de las personas que se toparon con ella simplemente prefirieron mirar a otro lado.

Por suerte, Carina se cruzó en su camino. La dedicada amante de los animales detuvo su auto y se bajó para acercarse a la perrita. Cuando vio el delicado estado en que se encontraba, comprendió que no podía dejarla allí.

Una de sus patas traseras estaba herida y muy inflamada.

Estaba prácticamente en los huesos y solamente era cuestión de tiempo para que perdiera sus fuerzas por completo. Decidió llamarla Liberty y buscó una cobija para meterla en el auto y llevarla lo más pronto posible a un veterinario. La dulce perrita no paraba de temblar, pero miró tiernamente a Carina en señal de agradecimiento.

La perrita estaba tan débil que apenas podía levantar su cabeza.

En el auto trató de que la perrita se sintiera mejor con la calefacción. Le ofreció un poco de comida pero ella simplemente se negaba a moverse.

A pesar de que la habían abrigado y se encontraba bajo techo, su temperatura no hacía más de descender más y más. En cuanto llegaron al veterinario, los doctores comenzaron a sospechar lo peor.

Liberty parecía mostrar todos los síntomas de moquillo así que decidieron hacer varias pruebas para confirmar el diagnóstico.

Carina trabaja como estilista y entrenadora de perros.

Por fortuna, los análisis para descartar moquillo arrojaron resultados negativos. Sin embargo, Liberty seguía mostrando mucha secreción en sus ojos y nariz. Necesitaba comenzar el tratamiento lo más pronto posible. Después de recibir una ducha caliente, la dulce perrita parecía otra.

El resultado de los análisis de sangre indicaba que estaba luchando contra infección.

Por suerte, Carina seguirá a su lado brindándole el tratamiento y el cuidado que tanto necesita. Los veterinarios no han confirmado que Liberty se encuentra fuera de peligro; pero ella seguirá luchando por su vida.

Ha comenzado a comer cada vez más e incluso empezó a demostrar su agradable y cariñosa personalidad.

Liberty sigue en un estado de salud muy delicado, pero promete mejorar pronto.

Esperamos que esta hermosa perrita logre recuperarse. Después de unos días tan duros en las calles, Liberty merece comenzar una nueva vida junto a su rescatista. Por ahora, sólo es cuestión de que mejore su sistema inmunitario y pueda comenzar a jugar y a explorar por doquier.

Comparte esta inspiradora historia para apoyar a Liberty en su recuperación.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!