La historia de Chips, el gato que recibió una carta de una admiradora secreta y se hizo viral

Chips, un hermoso gato que vive con su humana en el Reino Unido recibió una carta de una admiradora secreta. La mujer, muy conmovida, la compartió en las redes, sin imaginar el furor que causaría entre los usuarios.

El hermoso felino acostumbra sentarse en el alféizar de la ventana que da a la calle, para mirar todo lo que sucede en esa cuadra de Nottingham. Al parecer, alguien reparó en su presencia, como ninguna otra persona lo había hecho hasta entonces.

Una desconocida se enamoró del lindo gatito que siempre estaba en la ventana

Una tarde, al regresar del trabajo, su humana, Karen Miele, encontró un sobre en su casilla de correo. Cuando lo abrió, descubrió asombrada una espléndida foto de su gato que había sido tomada desde el otro lado de la ventana. Dentro del sobre encontró también una pequeña nota:

“Para ti. Tu adorable gato. Siempre lo busco. Jean”.

La mujer quedó conmovida por ese increíble gesto y decidió compartir una foto de la nota en su cuenta de Twitter.

Lo que Karen no esperaba era la enorme repercusión que su historia tendría en esa red social: ¡Obtuvo más de 200.000 likes! La mujer, aún sorprendida por todo lo sucedido, afirma que sencillamente fue algo impresionante.

“Todavía estoy en shock”, dijo Karen.

Pero, ¿quién era la admiradora secreta que se había tomado la molestia de enviar la nota y la fotografía? Gracias a Laura Patterson, otra vecina, finalmente Karen lo pudo saber: Jane es una mujer del barrio que pasaba a diario por la casa y siempre veía al dulce Chips descansando en el alféizar. Y para ella también fue muy conmovedor y sorprendente todo lo que se generó a partir de su simple pero bellísimo gesto.

Karen y Jane ahora son excelentes amigas.

“La he invitado a tomar un té y a reunirse con Chips cuando ella quiera”, contó Kate, aún emocionada.

Por su parte, Jane está igualmente feliz cuando supo la gran difusión que había tenido esta historia.

«Ella leía todas las respuestas, estaba encantada y conmovida de que a la gente le gustara lo que hacía», dijo Miele.

Karen Miele

Como suele pasar tantas veces, fue un simple gesto que dio origen a una gran historia. Un acto absolutamente desinteresado y generoso provocó una ola de reacciones y sentimientos hermosos, primero en Kate, luego en todos aquellos que se hicieron eco de esta pequeña gran historia y, finalmente, en Jane, que vio con ojos asombrados cómo su foto se hacía viral y despertaba tantas emociones positivas en la gente que la leía. Y no nos olvidemos del dulce Chips, el principal protagonista de esta asombrosa historia.

Comparte esta historia y regálale una sonrisa a aquellos amigos que aman a los animales y que creen que ellos pueden ayudar a los humanos a ser personas más felices y generosas.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!