La conmovedora historia de Sontoya, un elefante que por fin recuperó su libertad

Sontoya se despertó creyendo que su jornada sería idéntica al resto de sus días anteriores, horas y más horas de rutina y aburrimiento. Estaba lista para hacer lo mismo que ha hecho desde hace dos años: trasladar y pasear a los turistas sobre su espalda. 

elefante-sontoya-libre-8

¿Es esa una forma de vida para un elefante? Por supuesto que no, no es justo. Tener que llevar de un lado a otro a las personas que van a hacer turismo por la zona, ser él mismo una atracción turística,… todo eso a cambio de agua y comida. 

elefante-sontoya-libre-4

Los elefantes jóvenes deben someterse a un procedimiento llamado “training crush”. Este es un método mediante el cual los elefantes salvajes pueden ser engañados y domesticados. Los restringen en jaulas, algunas veces haciéndoles daño físico con los castigos impuestos. Esta práctica debe ser condenada y no debería seguir ocurriendo. Estos animales no son domésticos, pertenecen a la vida salvaje y hay que dejarlos vivir en paz. 

elefante-sontoya-libre-6

Sontoya recibió ese entrenamiento cuando era joven, fue forzada a la sumisión y le aplastaron su espíritu salvaje. La mayoría de los elefantes que se usan para el turismo, como ella, exhiben comportamientos repetitivos como balancearse hacia adelante y hacia atrás. Esto es solo una muestra de sus habilidades psicológicas, no significa que se está divirtiendo. 

elefante-sontoya-libre-2

El lugar de Sontoya en el mundo, en un campo ubicado en Pattaya, Tailandia, luce como un establo al aire libre. En ese pequeño lugar se quedaba esperando cuando no estaba trabajando ni cargando a los turistas. A penas la necesitaban, hacía el agotador trabajo de trasladarlos en una pesada silla a su espalda

elefante-sontoya-libre-1

Este día fue diferente: llegó un camión y se la llevó al Boon Lott´s Elephant Sanctuary (BLES), en Sukhothai. Sus dueños anteriores se dieron cuenta de que ya tenías más de 50 años y estaba muy cansada. Llamaron a BLES para que la rescataran. Le dijeron adiós y le dieron un poco de grama fresca para el viaje. 

elefante-sontoya-libre-5

Cuando caminó hacia el camión pudo conocer a Katherine Connor, la fundadora de BLES, quien le dio un poco de cariño ¡Lo tenía bien merecido! 

elefante-sontoya-libre-13

Imgur / VWvsTaB

La piel de Sontoya estaba seca y malherida, tenía marcas en ambos lados de su rostro. Aún así, se veía adorable con la corona de flores que le dieron el día de su viaje, que duró un poco más de 30 horas. Hasta le pusieron un abrigo para protegerla y mantenerla en calor. 

elefante-sontoya-libre-12

Youtube / BoonLottsBLES Films

Finalmente llegó a BLES, ¡menos mal! “Sontoya es una chica especial. Tiene mucha sabiduría y energía”, dijo Connor. “No puedo esperar a verla totalmente recuperada. Es maravilloso ver como mejora su piel seca y escamosa y sus heridas están mejorando. Me alegra mucho verla en libertad y re-descubriendo qué se siente ser un elefante otra vez”. 

elefante-sontoya-libre-11

Facebook / BLESelephants

Aquí puedes ver un video del viaje de Sontoya: 

Esperamos de corazón que pronto se recupere y pueda estar en el lugar del que jamás debió salir: la vida salvaje. Si quieres colaborar con la fundación BLES, puedes hacer click aquí.

Comparte la conmovedora historia de este elefante que recuperó su libertad.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!