“Me mordió y la asesiné con un martillo. Tenía mucha presión y me colapsé”

Ciertamente pocas especies de animales son domesticadas hoy en día, como es el caso de los perros y los gatos. Sin embargo, estas criaturas siempre actuarán de forma inocente e impredecible, y en ciertas ocasiones no reaccionan de la manera que esperamos. Pero eso no significa que el maltrato sea justificable hacia las mascotas debido a su ‘mal’ comportamiento.

Tenemos como ejemplo de esta conducta inhumana un terrible acto cometido por un hombre el cual asesinó de forma despiadada a su gata después de que esta supuestamente lo mordiera.

Adrian Straw, de 54 años de edad y proveniente de Nottingham, Inglaterra, golpeó hasta la muerte con un martillo a su gata de 14 años llamada Lupo, después de que esta le causara una herida por mordedura.

El jardín donde ocurrió el atroz asesinato de Lupo.

Según el testimonio de una vecina, quien fue testigo del atroz suceso, vio a Straw en su jardín golpeando sin piedad la cabeza de la pobre gatita tres veces mientras se retorcía de dolor.

Después del terrible incidente, la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (RSPCA), fue contactada para investigar el caso. La inspectora, Laura Kirkham, visitó la casa de Straw para interrogarlo, pero este inicialmente negó todas las acusaciones.

Posteriormente, el cuerpo de Lupo fue desenterrado del jardín de Straw, el cual fue sometido a una autopsia para corroborar la causa de su muerte. Efectivamente se descubrió que murió por un traumatismo contundente en su cráneo. Asimismo, se le realizó un examen que mostró que tenía las garras excesivamente grandes, y estas se habían enroscado debajo de las almohadillas de sus patas, casi formando un círculo completo.

Sin ninguna posible salida de su terrible acción, Straw admitió en una entrevista formal con un inspector de la RSPCA haber usado un martillo para asegurarse de que estaba muerta antes de enterrarla.

“Eran las 5:50 am y su vecina oyó a alguien gritar y al gato chillar. Cuando miró por la ventana, vio que Straw se arrodillaba de espaldas a ella. Tenía un martillo en la mano y pudo ver a Lupo en el suelo. Las patas de Lupo temblaban, así que sabía que todavía estaba viva”, narra el fiscal Paul Wright lo contado en la entrevista por la vecina de Straw, testigo de este atroz hecho.

Vio que el Sr. Straw golpeó a Lupo con un martillo tres veces. Ella le gritó por la ventana y le dijo: ‘¿Qué estás haciendo?’, a lo que el señor Straw respondió: ‘Me mordió’”, continuó el fiscal.

Cuando los fiscales le preguntaron a Straw la razón por la que usó un martillo, Straw simplemente respondió:

Es un incidente horrible y lo siento mucho. No sé lo que me pasó, estaba bajo mucha tensión y simplemente me colapsé…”

Lupo fue desenterrada por los fiscales de la RSPCA.

La corte sentenció a Straw a 12 semanas de prisión, después de escuchar las declaraciones de haber asesinado a su propio gato fuera de su casa en julio del año pasado. Igualmente, se le prohibió tener animales de por vida y se le ordenó pagar una multa de un total de 900 euros.

Justa o no la sentencia de Straw, es evidente que nunca se preocupó por la salud de su mascota y decidió tomar una ‘vía fácil’ para deshacerse de ella.

RSPCA

Es injusto que muchos animales inocentes tengan que sufrir duras torturas a causa de la negligencia de sus dueños. Este tipo de actos repulsivos no son una alternativa bajo ninguna circunstancia para no hacerse cargo de una mascota. ¡Comparte esta noticia con tus amigos y ayúdanos a rechazar estos actos irrazonables!

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!