Tras burlarse durante años de los perros pequeños, nunca pensó que un chihuahua salvaría su vida

Bobby Humphreys es un hombre que dedicaba la mayor parte de su tiempo a entrenar muy duro en un gimnasio, además de atender su trabajo, que consiste en remodelaciones en el hogar.

Bobby Humphreys

Tal y como Bobby tuvo que reconocerlo en una oportunidad, muchas veces algunos hombres tienen inseguridades y creen que su ego debe reforzarse con ciertas cosas: autos grandes, una compañera atractiva y, desde luego, perros grandes.

Por mucho tiempo Bobby fue un gran fanático de los Rottweilers. Veía en estos majestuosos perros a unos verdaderos símbolos de nobleza, carácter y poder. Al adoptar al menos tres mascotas de esta raza, este hombre no dudó en burlarse de sus amigos que tenían perros pequeños.

Bobby Humphreys

En más de una ocasión se mofó de sus amigos, al verlos pasear a los frágiles cachorros de sus novias. Sin embargo, el día que Bobby menos lo imaginaba, todo su mundo cambió de una forma muy radical.

En primer lugar, la esposa de Bobby lo abandonó a pocos días para que finalizara el año 2016. Ella no dio mayores explicaciones para su decisión, la cual vino acompañada de otro accidente: este hombre se lesionó el hombro en el gimnasio, por lo que tuvo que permanecer en reposo y rehabilitación.

Bobby Humphreys

Solo y con un problema de salud que atender, Bobby no tardó en deprimirse. De hecho, él mismo reconoce que por esta época comenzó a consumir alcohol de un modo excesivo para poder evadir sus problemas.

Bobby Humphreys

Nunca se imaginó que una amiga sería la responsable de abrir una ventana de esperanza en su vida. Constance Rogers, la amiga de Bobby, le pidió ayuda desesperada, pues se encontraba a punto de perder su hogar y no sabía a dónde ir, mucho menos en compañía de su adorada perrita Lady.

Bobby conocía a la chihuahua de Constance y aunque estuvo a punto de decirle que no se ocuparía de su mascota por algún tiempo, recapacitó y decidió tenderle la mano, en pago a todas sus atenciones en esos momentos en los que él estaba verdaderamente afectado.

Bobby Humphreys

Jamás imaginó que Lady llegaría a su casa para mejorar su vida. El primer día que compartieron juntos, Constance se sorprendió de ver a la perrita echada en las piernas de su amigo, viendo la televisión junto a él, pero este sería solo el comienzo de un amor incondicional.

Bobby Humphreys

La responsable de que Bobby superara su depresión fue Lady. En compañía de esa dulce perrita, ya no se sentía solo. Pronto entendió que de un momento a otro debería devolver la perrita a su amiga, así que fue cuando decidió tomar la decisión de adoptar a su primer chihuahua: Kira.

Desde entonces hasta ahora, Bobby no ha podido parar. Suena increíble, pero este hombre tiene actualmente 37 chihuahuas y a cada uno de ellos lo ha rescatado, a su modo, de un destino incierto.

Bobby Humphreys

Si te parece sorprendente la historia de este amante de los perros pequeños, no dudes en compartir esta nota en tus redes sociales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!