Llantos de dolor provenían de un pozo, cuando se acercó supo que tenía que pedir refuerzos

En un día como cualquier otro, este hombre se encontraba en su humilde casa, ubicada en una pequeña aldea y no muy lejos de Tumkur, India, cuando inesperadamente comenzó a escuchar unos gritos. En su preocupación, salió a revisar alrededor de su propiedad para ver de dónde provenían semejantes alaridos.

Muy cerca de un pequeño bosque había un pozo de aproximadamente 15 metros de profundidad, de donde provenían estos gritos. Para su sorpresa, al acercarse a ver qué ocurría, se encontró con un enorme oso perezoso, que se hallaba tumbado en el suelo mugriento.

El pobre oso se había tirado al suelo, recuperándose del golpe

Al percatarse de que él solo no podría ayudarlo a salir de allí, hizo una llamada al departamento forestal local de Tumkur, explicándoles lo que estaba ocurriendo y al instante pasaron la información al grupo de rescate Wildlife SOS, quienes se trasladaron inmediatamente.

El grupo de rescate logró llegar al sitio y se dieron cuenta que no sería tarea fácil ayudarlo, ya que el oso estaba muy perturbado; además había muchas personas en el lugar, hablaban muy fuerte y esto le causaba mayor temor.

La ayuda no tardó para el desafortunado oso, que sin saber en realidad de qué se trataba, se asustó más

El oficial de comunicación y recaudación de fondos del grupo de rescate, comentó que la única manera en que pudieron calmarlo un poco fue cubriendo la entrada del pozo con una lona, gracias a esto amortiguaron un poco el ruido de la multitud.

Un grupo de personas curiosas se había reunido alrededor del pozo ante el suceso

Según los rescatistas, el oso ya era adulto, se le calculaba entre los 10 y 15 años de edad. Antes de tapar el pozo, ellos notaron que cerca de la orilla había un panal de abejas, por ello se presume que su caída fue producto de un descuido mientras el animal andaba en busca de comida.

Para los osos perezosos de la India es muy complicado conseguir alimento, ya que en sus hábitats ha habido mucha deforestación, causando así que terminen en los lugares más insólitos buscando comida.

Una vez más calmado se apresuraron a sedarlo para sacarlo del pozo con mayor facilidad

Finalmente, cuando notaron que el pobre oso estaba mucho más calmado, tomaron la decisión de sedarlo para sacarlo del lugar. Cuando el calmante hizo efecto, bajaron con la ayuda de una escalera improvisada hasta llegar donde el oso se encontraba.

Entre ayudantes y testigos unieron fuerzas y lo amarraron a una lona

En pocos instantes se reunieron con el oso sedado en el fondo del pozo, donde le hicieron una revisión para ver si tenía alguna fractura, pero en vista que estaba en óptimas condiciones solo lo cubrieron cuidadosamente con una red para sacarlo. Ya el oso se encontraba completamente seguro y lo más importante era que tampoco tenía lesión alguna.

Con mucho cuidado lo sacaron

Bhatnagar, el jefe de comunicaciones del Wildlife, SOS, explicó que normalmente cuando los osos perezosos caen desde las alturas, su cuerpo adopta una posición parecida a la de una bola para no sufrir daños. Además, el piso del pozo estaba húmedo, lo que aminoró el golpe, evitando que no sufriera ningún daño.

Tras su respectiva revisión determinaron que el oso se encontraba saludable y sin ninguna herida producida por la caída

Después de confirmar que el oso estaba bien, lo llevaron hasta el bosque para dejarlo en su hábitat natural. Al principio, se notó que estaba un poco confundido, pero tras reaccionar se dispuso a adentrarse aún más.

Este oso era libre nuevamente, pero muchas otras criaturas salvajes están sufriendo por estos pozos

Wildlife SOS

Bhatnagar muestra una gran preocupación, ya que en muchas ocasiones han sido contactados para sacar jaguares, osos perezosos y otros animales de pozos. También Arun A Sha, el director de operaciones veterinarias de Wildlife SOS, ha ratificado el peligro que estos pozos representan tanto para los animales como para las personas que no se percatan su presencia.

Aquí puedes ver el arduo proceso de rescate del oso

Por esta razón, el grupo de rescate ha decidido desplegar una intensa campaña para que los pozos sean tapados y así lograr asegurar la vida en general o evitar algún tipo de accidente. Saben que será sumamente difícil lograr educar a las personas para ello, pero se mantienen muy optimista y esperan lograr este cambio.

¡Te invitamos a compartir esta historia con otras personas para que conozcan esta terrible situación que afecta tanto a los animales como a las personas de India!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!