Revisa las cámaras de vigilancia de su hogar para comprobar qué hacía su perro en el baño

Aprender a ir al baño es un gran paso para todo niño pequeño y, por supuesto, también para sus padres que ven llenos de amor cómo va creciendo su hijo.

Pero, tal como sucedió en esta historia, también los perritos pueden aprender a usar el inodoro como todos unos expertos a la hora de sus necesidades biológicas.

Un hombre revisó las cámaras de vigilancia de su casa para comprobar lo que hacía su perrito en el baño

baño

Él reside en el Estado de California, Estados Unidos, junto a su amada esposa y su pequeño hijo.

Están enseñando a su bebé a usar el inodoro, por lo que dentro de su baño han colocado un mini inodoro para que el pequeñín pueda aprender a ir al baño sin ayuda cuando lo necesite.

Ambos han trabajan arduamente todos los días enseñando a su pequeño, y a su lado siempre está su fiel perrito que no se despega de ellos ni un momento. Pero, nunca imaginaron que también él aprendería a usar el inodoro para ir al baño.

Los perritos son increíblemente astutos y pueden adquirir los hábitos menos pensados por imitación

Y es que el hombre quedó intrigado cuando encontró un “regalito” en el inodoro de su hijo en plena madrugada.

Le pareció que era algo muy extraño porque su esposa es una gran aficionada de la limpieza y, cuando el niño hace sus necesidades, inmediatamente limpia todo para que su casa esté impecable.

Por ello, antes de volver a su cama a descansar, el hombre decidió revisar los vídeos de las cámaras de vigilancia de su casa para descubrir qué había sucedido en realidad.

Su sorpresa fue grande cuando descubrió que quien había utilizado el inodoro había sido su divertido perrito y no el niño.

Parece que fue el perrito el primero en aprender a usar el inodoro perfectamente

“¡Qué perro tan inteligente y considerado! Tenía que hacer sus necesidades y ya que su dueña es traumada con la limpieza, prefirió no ensuciar el suelo. Ojalá mis dos perros tuvieran esa habilidad, me ahorrarían limpiar a cada momento toda la casa”, comentó un internauta.

En las escenas que registraron las cámaras de seguridad, se puede ver al perrito de color blanco llegar al baño un poco adormitado.

De inmediato, centra su mirada en el inodoro como si supiera perfectamente para qué sirve y empieza a dar varias vueltas alrededor de él, sabía que era exactamente en ese agujero donde tenía que hacer sus necesidades.

¡Parece que es todo un experto!

Inmediatamente después, el perrito se coloca en cuclillas y pone sus patitas sobre el inodoro. Pero, lo curioso es que no hace nada hasta estar completamente seguro de que todo cayera en el lugar apropiado.

Cuando por fin está seguro de que esa es la posición idónea para no fallar, hace popó tranquilamente y en cuanto termina se marcha feliz, como festejando su insólita hazaña.

Si no fuera por la grabación, nadie creería que esto fuese capaz de suceder. Sin duda, este perrito nos recuerda lo inteligentes que son los animales, y cómo son capaces de asimilar las lecciones que les damos. Aunque no hablen, ellos están entendiendo perfectamente de lo que estamos hablando.

¡Sólo les hace falta hablar!

Desde que el vídeo del perrito usando el inodoro del bebé se difundió en las redes, los comentarios para el astuto y civilizado peludito, no paran.

«El mío también hace en el baño y cuando está ocupado rasguña muy fuerte hasta que tiene uno que salir para que el entre a hacer lo suyo primero», relató otra internauta.

Los perritos son maravillosos, sin importar si aprenden o no estas increíbles habilidades. Ojalá que nunca les falte todo el amor y los cuidados que merecen.

Más noticias sobre: