Hombre que vive con el lobo más grande del mundo juega con él como si fuera un cachorro

Un hombre ruso decidió adoptar una cría que parecía ser un adorable perrito, pero a medida que crecía se dio cuenta del verdadero animal que estaba domesticando.

Andrey Musienko es un youtuber que adoptó un cachorro lobo pensando que era un perro, pero ahora su pequeño se convirtió en un gigante lobo y no vaciló en mostrarlo en las redes sociales.

Hombre interactúa con el lobo más grande del planeta y lo trata como un pequeño perrito.

hombre

A través de su canal de YouTube mostró el gran animal quien rápidamente fue etiquetado como uno de los ejemplares más grandes del mundo.

El lobo es un mamífero que existe desde hace miles de años en nuestro planeta, desde siempre han sido capaces de adaptarse a cualquier entorno para poder habitarlo. Debido a esto y por todas las zonas y ecosistemas diferentes que se alojan en nuestro planeta hay diferentes razas de lobos tanto de tamaño como de aspecto.

Desde tiempos inmemorables los lobos son considerados compañeros ancestrales y en ciertos casos, como «perros» domésticos del hombre.

Y es que esto es una de las principales características, son animales de gran tamaño que acechan y cazan en manada por los bosques fríos, como América de Norte, Siberia y el Norte de Europa.

Sin embargo, esto jamás resultó una limitante para Andrey, quien siempre se mostró receptivo a ver crecer e interactuar con lo que considera su mascota.

Pueden vivir de 6 a 12 años dependiendo de si viven en manadas unificadas en territorios específicos o de manera solitaria.

El hombre tiene un vínculo tan real y sincero con el lobo que no solo le dio un nombre, realizan actividades de típicas de que hace un dueño de mascota con su peludito, interactuar juguetonamente con su dueño es la más distintiva. Algo que hace con bastante frecuencia Andrey y Akela, su gigante lobo.

Ante la presencia del magnifico animal, cualquiera pensaría en huir, pero para Andrey las cosas funcionan de manera muy diferente, él que se queda a jugar con su traviesa mascota.

Es un animal que se alimenta exclusivamente de carne, esto lo hace un carnívoro depredador en todo momento.

Akela olfatea y mordisquea a su amo, también intenta tirarlo de su sudadera con capucha por el hombre termina por regañarlo. Al verlos interactuar tan genuinamente, podemos pensar que se trata de un pequeño perrito en el cuerpo de un gigante lobo.

Muchos pensaran que es algo muy arriesgado, pero para este par es un juego brusco en el que ambas partes parecen divertirse.

Este hombre es un gran amante de los animalitos, a través de su cuenta de Instagram comparte algunas fotos y videos no solo de Akela sino de otros peluditos que cuida y ama incondicionalmente.

En su cuenta podemos ver algunas fotos de Akela cuando era son un cachorrito común, en comparación de ahora, que es un imponente y juguetón lobo.

Con la esperanza de mejorar el recinto donde Akela hace vida, Andrey Musienko comenzó una recaudación de fondos a través de su canal de YouTube llamado Black Canadian Wofl, en el que tiene más de 462 suscriptores.

En la página de recaudación de fondos comentó:

“Muchos de ustedes están pidiendo que se haga un gran aviario para Akela como en un zoológico, y es por eso que hicimos una recaudación de fondos de caridad para un proyecto cercano a las condiciones naturales”.

Muchas personas admiraron su valentía, otras mostraron su asombro, incluso intentaron advertirlo porque aunque parezcan que están jugando, no deja de estar frente a un animal salvaje.

Déjanos saber en los comentarios tu opinión sobre esta amistad tan poco común y que ha dado tanto de que hablar.