Este hombre que solía odiar a los gatos encontró al primero que encajaba completamente con él

Un hombre llamado Sam encontró a una amiga felina que cambió su visión del mundo, y los gatos que lo habitan, de una forma en la que él nunca imaginaría. Su nombre es Scooter y a diferencia de los otros gatitos, ella tiene una condición que no le permite caminar como cualquier otro lo haría, pues sus dos patas traseras no funcionan.

Scooter es una gatita de 3 años de edad, ella nació con una deformidad en su columna vertebral y es por eso que no puede utilizar sus patitas traseras. Pero esto nunca la detuvo, pues le encanta escabullirse y escalar los muebles hasta encontrar el lugar perfecto para descansar tomando el sol.

Los dos son verdaderamente inseparables

Ver esta publicación en Instagram

 

Just a guy and his cat.

Una publicación compartida de Scooter the cat (@scoot.butt) el

Aunque algunas veces tiene problemas para montarse en ciertos lugares, Scooter sabe que siempre puede contar con la mano amiga de Sam, quien la lleva a todos los lugares que puede como su compañera de viajes predilecta.

Su conexión es tan fuerte que la razón por la que Scooter logró seguir con vida fue el cariño y dedicación de su dueño, pues Sam cuenta que ella llegó a su vida cuando él y su ex se mudaron a una nueva casa.

Su ex quería tener dos gatitos y, como si el destino los escuchara, una amiga les contó que se encontró a dos gatitos en su patio después de una tormenta ¡Justo el día después de haber decidido buscar unos gatitos para su hogar!

La pequeña Scooter y su hermana Minnie estaban felices de encontrar un nuevo hogar

Pero después de compartir un par de días junto a sus nuevos inquilinos comenzaron a notar algo en Scooter, pues a diferencia de su otro gato, no podía caminar con facilidad y si lograba parase en sus cuatro patas solo lo hacía para quedarse inmóvil en esa posición. Allí fue cuando se enteraron de la deformidad en su columna que no le permitía caminar.

Sin importar cómo, Scooter siempre encuentra la forma de divertirse

 

Ver esta publicación en Instagram

 

The sun has started to come in at the perfect angle for Scooter to enjoy some late afternoon stretches.

Una publicación compartida de Scooter the cat (@scoot.butt) el

En la actualidad el ex de Sam se encarga de cuidar al otro gatito, mientras que él se hace cargo de Scooter, algo que no ha sido siempre fácil, pues el primer veterinario al que la llevó le dijo que quizá debía sacrificarla si no tenía el tiempo suficiente como para atenderla.

Pero Sam nunca se rindió, siempre estuvo dispuesto a darlo todo por la pequeña Scooter. Él nunca podría considerar dormir a un animal por algo de lo que no es culpable, así que desde ese día hasta hoy, ha hecho todo lo que está a su alcance por hacer la vida de ella más fácil.

No hay un solo lugar en el que Scooter no se pueda divertir

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Ya know, sometimes your hind legs pop up in the air at random, and that’s just the way it’s gonna be.

Una publicación compartida de Scooter the cat (@scoot.butt) el


Para Sam su casa le pertenece a Scoot, pues cuando la llevó por primera vez, la única forma de montarse en los muebles era pidiéndole ayuda a él y para llegar a la cama debía escalar con sus patitas delanteras.

Así que Sam tuvo la idea de construirle rampas por toda la casa, a las que Scooter se acostumbró con rapidez, tan rápidamente lo hizo que enorgulleció y motivó a su dueño a construir más cosas para facilitarle la vida.

Sam le construyó su “Scootbutt Snooze Hut”, que es una caja con una rampa en la que ella toma sus siestas, esta tiene un barandal que la mantiene segura cuando se acuesta a dormir.

Cuando su dueño no está, Scooter se dedica a relajarse

Además de las invenciones para Scooter, su dueño tuvo que crear otras para adaptarse a su gatita, pues ella es una destructora de cables y cada vez que uno se atraviesa en su camino ella lo despedaza con sus patas. Así que se le ocurrió amarrar sus cables a las paredes con cinta adhesiva, para dar fin a la destrucción masiva de cables en su hogar.

Aun así, Sam se preocupa demasiado por su gatita y piensa que cualquier cosa la lastimará. Pero Scooter no podría ser más despreocupada y todos los días le demuestra a su amo que ella es capaz de vivir su propia vida y que es capaz de hacer las cosas que todos dudan que podría.

Scooter no se rinde hasta alcanzar el lugar perfecto para tomar el sol

@scoot.butt

Sam se siente muy orgulloso de la persona que su mascota le enseñó que podía ser, ahora él es un loco de los gatos gracias a ella y cada día le expresa su amor de las maneras más únicas, como su cuenta de Instagram y la página de mercancía de Scooter, con la que utilizan las ganancias para ayudar a mininos abandonados de Indonesia.

¡Te invitamos a compartir esta historia con otras personas para se motiven a ayudar a todos esos animalitos abandonados que están por escribir historias increíbles como esta!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!