Tres hombres australianos implicados en crueles exportaciones de perros galgos a China

Lucrarse con animales se ha convertido en sinónimo de maltrato animal, la ambición que genera por tener más dinero provoca que los dueños sean hostiles y presten menor o ninguna calidad de vida para los animales, o como ellos los denominan, mercancía.

Lamentablemente, en Australia el comercio y la exportación de galgos ha crecido los últimos años. Las personas que realizan esta actividad compran por un precio muy bajo, unos 500 dólares, a perros no deseados o abandonados en los canódromos de Nueva Gales del Sur y después los venden a China a un precio de 2500 dólares; generalmente los galgos son vendidos al zoológico de Shanghái y también al Canódromo de Macao.

Un ejemplo de esta dura realidad fue el descubrimiento de 3 hombres que transportaban a galgos en condiciones deplorables. Por esa razón, Australia prohibió las exportaciones a Macao en el 2013 debido a las altas tasas en la mortalidad de los canes exportados. A Macao los hombres enviaron 96 perros, pero no se detuvieron a pesar de la ordenanza del estado australiano y a Shanghái enviaron 70 galgos más.

Los galgos que exportaron a Shanghái los dividieron en dos envíos, uno de 40 perros en mayo del 2013 y los 30 restantes los enviaron dos años más tarde, en noviembre del 2015.

La pesadilla de los galgos no cesaba cuando dejaban los aviones de carga, sino que donde eran alojados en el zoológico de Shanghái era deprimente. Los galgos se encontraban en celdas de concreto, oscuras y con temperaturas muy altas para luego ser usados para las carreras, en ese canódromo suelen enfrentar contra un guepardo en una carrera de 100 metros y así nombrar al ‘más rápido en el reino animal’.

Este zoológico no solo ha sido criticado por este raro e innecesario enfrentamiento, sino que anteriormente ha realizado distintas “Olimpiadas de Animales”, una de ellas enfrentaron en una carrera de bicicletas a un oso y dos monos y durante la exhibición, uno de los monos murió. Así también han mostrado boxeo con un canguro y un payaso o elefantes salvajes africanos, encerrándolos en las celdas de concreto.

En los últimos días de octubre, la Federación de carrera de galgos publicó un juicio sobre dos de los propietarios australianos que participaron en la exportación de galgos a China. Los nombres otorgados por la Federación fueron los de Mark Farrugia y Stephen Farrugia.

Los hombres han recibido una multa por más de 22.000 dólares y fueron expulsados de las carreras de galgos por dos años y medio. La tercera implicada se trata de Donna Farrugia, la declararon culpable de ayudar e instigar las exportaciones y su suspensión es de un año y medio.

Ahora, Mehreen Faruqi, militante del partido verde australiano, conociendo la situación en los canódromos pedirá la prohibición nacional de las exportaciones de galgos. “Es hora de cerrar este comercio de muertes que se ve en cientos de galgos exportados a todo el mundo… los perros tienen una tasa de mortalidad cercana al 100%”, aseveró Faruqui.

The Guardian

Por ahora, no existen leyes que prohíban el comercio de galgos en Australia, sin embargo, ya hay campañas efectivas que han logrado tener el apoyo de decenas de aerolíneas y no acceder a transportar a los galgos con fines de exposición y carreras y esperan muy pronto que haya una ley que defienda y resguarde a los galgos de las exportaciones y los malos tratos.

¡Comparte esta noticia con tus amigos!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!