Huye de un incendio en bicicleta cargando a su perro de 30 kilos para no dejarlo morir

El estado norteamericano de California fue fuertemete azotado debido a los incendios forestales. Escenas de terror tuvieron que vivir los moradores de la zona y un despligue inmenso de fuerzas agotaron sus esfuerzos por salvar a la víctimas, quienes en su mayoría perdieron sus viviendas, así como muchos de sus bienes materiales.

En medio de la imprevisible tragedia, muchas familias pudieron evacuar tan rápido como pudieron y cientos de mascotas no corrieron con la suerte de que sus dueños volvieran por ellos. Muchas de ellas, afortunadamente pudieron ser rescatadas, pero tantas más perecieron a las imposibles llamas.

Ese habría sido el destino del amado Bentley, si dueña no habría literalmente dado su vida por salvarlo del fuego.

Natasha Wallace es una estudiante que vive en Santa Rosa, como algunos jóvenes ese día se encontraba estudiando en el campus universitario, cuando de repente las llamas empezaron a apoderarse del lugar. Y ella no entendía realmente lo que estaba sucediendo.

Al tratar de regresar a casa se encontró con que la carretera estaba consumida en llamas, pronto se dio cuenta que ya habían llegado a su vivienda; así que tras pensar rápidamente, decidió ir como pudo para recoger sus pertenencias, pero sobre todo a su adorado perro.

Su mascota de 30 kilos corría serio peligro.

Pensando que podría escapar sin problema, subió a su perro al automóvil. Pero de repente se dio cuenta que el tráfico estaba totalmente detenido. Todo parecía marchar verdaderamente mal, así que sin pensarlo dos veces se acercó al maletero para el inicio del acto más heróico de su vida, que le ha ganado la admiración de millones de personas en las redes.

Natasha vació las bolsas de sus pertenencias, y aunque muchos hubieran pensado que lo hizo para llevárselas consigo, a ella lo único que le importaba en ese momento era la vida de Bentley.

Tomó su bicicleta y metió al perrito en una de las bolsas, y con la bolsa al cuello, empezó a pedalear tan fuerte como sus ganas por librar de tan horroroso peligro a su mejor amigo.

“Sabía que lo único que importaba era mi perro. Eso fue todo”, confesó Natasha a los medios.

¿Te imaginas lo que supone pedalear con 30 kilos encima?

A Natasha no le importó nada más que la vida de su perro, pedaleó por más de 3 kilómetros con una fuerza que ni ella misma se explica de dónde la obtuvo. Muchos la han elogiado en las redes y han descrito que ese es el “verdadero poder del amor”.

Bentley, además, se comportó como un verdadero valiente, obedeciendo a su dueña y quedándose quieto en todo momento. Era como si supiera que estaba en una situación de vida o muerte y que esa era su manera de colaborar.

Facebook

Afortunadamente, en un momento dado, cuando ya se alejaron del desaastre un conductor de camiones que pasaba actuó de buen samaritano y los llevó a un lugar seguro.

Natasha, sin embargo, tras las poderosas llamas ha perdido su hogar. Por ahora, permanece en casa de unos parientes junto a su perro, pero le queda la enorme satisfacción de haberle librado del peor destino.

Es una grandiosa historia de amor que merece ser compartida. No te vayas sin hacerlo con todos tus amigos.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!