La imagen de un rinoceronte mutilado se lleva un importante premio de fotografía

La imagen ganadora al premio para el mejor Fotógrafo de la Naturaleza del Año, auspiciado por el Museo de Historia Natural de Lontres (Reino Unido) muestra a un rinoceronte mutilado, en tristes condiciones, víctima de un crimen ambiental. El animal fue capturado por el lente del sudafricano Brent Stirton, quien lo retrató tirado en el suelo, después de que le arrancaran los cuernos, en la Reserva de Hluhluve Imfolozi.

Esta práctica resulta común, ya que los cazadores furtivos les cortan los cuernos a los rinocerontes para venderlos en el mercado negro. Lo hacen con silenciadores ya que se trata de algo que está al margen de la ley. Detrás de esto hay grandes redes de comercio ilegal de productos hechos con cuernos de rinocerontes. De hecho, la fotografía fue tomada como parte de una investigación sobre el tema. Brent Stirton contó a los medios cómo tuvo que presenciar escenas como esta, por parte de crueles criminales…

Ha debido resultar muy difícil para él permanecer como espectador ante tanta crueldad e injusticia, pero su labor no ha sido en vano. El fotoperiodista confesó que sentía miedo de traer a un niño a este mundo después de presenciar escenas tan descorazonadoras.

Generalmente, el proceso se rige por una cadena de mando en la que primero, personas de la localidad le quitan los cuernos a los animales en la selva, y se los venden a un intermediario. Este saca la mercancía ilegalmente de Sudáfrica, posiblemente a través de Mozambique, para que llegue a China o Vietnam. En esos países los cuernos tienen un valor sumamente alto. 

“Para mí ganar este premio, que el jurado reconozca este tipo de fotos, muestra que estamos viviendo un momento diferente. La sexta extinción masiva es una realidad y los rinocerontes son solo una de las muchas especies que estamos perdiendo a un ritmo extremadamente acelerado. Yo estoy agradecido con el jurado por elegir esta imagen, porque le da al tema otra plataforma”, dijo el fotoperiodista.

“Puede que la gente sienta rechazo, puede que se horrorice, pero llama la atención y uno quiere saber más. Quieres saber la historia detrás de ella. Y no puedes escaparte, hace que te enfrentes con lo que está pasando en el mundo“, continuó. El presidente del jurado de la competencia, Lewis Blackwell, aseguró que la imagen los impactó profundamente.

Sin duda, además de ser una poderosa imagen cargada con el peso y el dolor que produce ver así a un animal inocente, el fotógrafo merece el mérito de mantener este tema vivo y trasladarlo a otros ámbitos que traspasen las fronteras de la protección animal y ambiental. La caza furtiva de rinocerontes es tan solo una de las tantas injusticias que se comenten hacia los animales, siempre con fines lucrativos que dejan a un lado el bienestar de los seres vivos.

Brentstirton.com

Es por esa razón que cada día más personas deberían tener acceso a imágenes así, para pensar en esto, verlo de frente cara a cara y hacer algo para que estas injusticias se detengan. Profesionales como Brent Stirton contribuyen a que así sea. ¡Celebramos su premio, que siga triunfando!

¿También quieres contribuir? Comenta y comparte esta noticia con tus conocidos.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!