Un impaciente perrito toca la bocina del auto de su humano para exigir que lo lleven de paseo

Las mascotas saben perfectamente cómo llamar la atención de sus dueños para conseguir lo que quieren en el momento en que lo quieren, y el perrito bóxer de esta historia no fue la excepción. Tocando la bocina de la camioneta de su dueño buscaba su atención, y además se ganó la atención de alguien más.

El perrito bóxer esperaba en la camioneta de su dueño mientras él fue a una tienda

Pero al parecer la paciencia del bóxer era mínima, ya que poco después de que su dueño bajara de la camioneta éste comenzó a tocar la bocina desesperadamente para apresurarlo, parece que el bóxer estaba impaciente pues era la hora de su paseo.

El primero en reaccionar al llamado del bóxer no fue el dueño, sino un hombre que estaba en un local cercano tomándose un café, todo esto sucedió en Valdez, Alaska.

“Escuché que una camioneta no paraba de tocar la bocina, después de dos minutos decidí enfrentar al hombre que no me dejaba tomar mi café en paz”, declaró el hombre.

El hombre se llevó una sorpresa al darse cuenta de que no había una persona tocando la bocina de la camioneta, sino un perro bóxer.

Toda la graciosa escena quedó registrada en un divertido video

Cuando el hombre se dio cuenta de que el causante del molesto sonido era un perro que con toda la diplomacia del mundo tocaba la bocina de la camioneta se sorprendió mucho.

Ni siquiera cuando el bóxer notó la presencia del extraño junto a su ventana y junto al asiento en el que estaba elegantemente sentado dejó de apretar la bocina, aunque sí volteó a ver al hombre.

Después del contacto visual que sostuvieron el hombre y el perro, el hombre decidió darle unos golpecitos a la ventana y pedirle al impaciente perrito que se detuviera, a lo que el bóxer respondió con una mirada desafiante y en ningún momento quitó su patita de la bocina, la cual siguió sonando y sonando.

El hombre daba pequeños golpes en la ventana para tranquilizar al perrito, pero todo fue en vano

No se sabe cuánto tiempo duró la graciosa escena o cuándo salió el dueño del bóxer desesperado, pero sin duda fue algo sorprendente y muy gracioso, seguramente el hombre que reclamaba silencio no podía salir de la sorpresa con la que se encontró en la camioneta.

ViralHog

Esta es una muestra más de lo inteligentes que son los animales. Ellos comprenden todo lo que sucede a su alrededor y requieren de muchos cuidados. Respetémoslos y agradezcamos su amor sincero.

¡Comparte esta historia con todos tus amigos y siempre llena de mimos a tus animales!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!