Inocentes tortugas como mascotas empiezan a ser devoradas vivas por ratas hambrientas

El confinamiento por la pandemia ha afectado no solo a las personas, sino también a los animales, que por el cierre de algunos restaurantes se han visto desprovistos de la comida a la que habitualmente estaban acostumbrados.

Tal como es el caso de los roedores del Reino Unido quienes tras el coronavirus fueron sorprendidos por la ausencia de las sobras de los establecimientos de comida y se han visto obligados a buscar alimento en otro lado.

Esta situación, tristemente ha afectado también a las tortugas que son mascotas y que están siendo devoradas vivas por los roedores hambrientos que han sido privados de restos de cocina durante el confinamiento.

Muchos propietarios se han quejado sobre esta preocupante situación.

El cierre de estos establecimientos ha significado que los roedores luchen por encontrar su fuente habitual de comida que fácilmente hallaban en los desperdicios de los cafés y restaurantes de Gran Bretaña.

“Las ratas se están convirtiendo en un gran problema este año. Por favor, asegúrese de que su mascota no se convierta en una víctima de ellas”, dijo el portavoz de la Asociación Internacional de Tortugas.

Celia Claypole, de 60 años, es voluntaria en un santuario de tortugas en Sully, Glamorgan, y ha sido testigo de una docena de ataques de ratas este año.

“Las ratas están fuera de casa y están atacando a las tortugas. Los roedores seguirán masticando, masticando y masticando”, dijo Celia.

Riccardo Cardia, un veterinario de Bridgend, dijo que las ratas son muy persistentes y sus incisivos son muy fuertes.

“La tortuga simplemente estará ahí para que las ratas tengan todo el tiempo del mundo. Se las comerán vivas”, dijo Riccardo.

Andrea Morgan, de 54 años, cliente del veterinario Riccardo casi pierde a su mascota Scooby de 80 años, con la que ha vivido desde la infancia.

Su tortuga fue mutilada por una rata durante la noche a principios de este mes, afortunadamente encontró a Scooby con vida, pero tenía heridas en las dos patas y una infestada de gusanos en la espalda. 

Julie Hinks, de 54 años, quien fundó la Hampshire Tortoise Society en Fareham, advirtió que ha visto un aumento en los ataques dentro de la localidad.

Freda una tortuga mediterránea de muslos espinosos fue vendada en las patas después de que las ratas la mordieran durante la noche justo antes de que se implementara el bloqueo.

Freda se recuperó tras ser ingresada en una cabina con calefacción y con la aplicación de cremas y analgésicos.

Para evitar estos lamentables incidentes RSPCA recomienda que las tortugas solo se permitan en el jardín bajo supervisión y que se mantengan en un recinto seguro durante la noche.

Comparte esta importante noticia para advertir a quienes tengan tortugas en sus hogares.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!