Inofensivo mono ocupa un asiento en el autobús para llegar a su lejano destino y todos actúan

La pandemia del coronavirus ha generado que casi todos los ciudadanos tengan que cambiar sus estilos de vida, costumbres e incluso planes importantes. Sin embargo, hay cosas que siguen existiendo tal como eran antes de la aparición del COVID-19.

La India no escapó de eso, y aunque las tradiciones se mantienen, hubo muchas restricciones que paralizaron al país que poco a poco han empezado a reactivarse, entre ellas la prestación del servicio público del transporte.

En este país pareciera que no solo las personas que han iniciado sus actividades han empezado a trasladarse en autobús, sino que algunos animales también se han hecho eco de ese llamado a la nueva normalidad, y este mono es una prueba de ello.

Las imágenes del vídeo captado en la localidad de Kolkata, Bengala Occidental, nos muestran cómo un adorable mono entra en el autobús y viaja como un pasajero más.

No sabemos si realmente este encantador mono sabe a ciencia cierta cuál es su estación de destino, pero lo que sí sabemos es que tiene toda la destreza y confianza de viajar en autobús. 

Ver a este animal haciendo uso del transporte público quizás sorprenda a muchos, pero en este país los monos son considerados culturalmente como un animal sagrado. Son venerados por toda la población porque según sus creencias ellos son una encarnación viva de la deidad hindú Hánuman.

Por lo que, aunque el mono va tranquilamente sentado junto a una mujer y el resto de los pasajeros se miran entre sí, realmente nadie se preocupa por su presencia.

Pareciera que no es la primera vez que este mono se traslada en autobús, sabe muy bien cómo sentarse y cómo agarrarse para evitar alguna caída o golpe accidental. También viaja atento no solo a su acompañante sino también al camino.

Este animal no se inmuta ante las miradas de los pasajeros y él simplemente quiere llegar a su destino sin tener que pagar nada.

Este mono se subió al autobús en una parada de Ekbalpur, en el sur de Calcuta y después de viajar casi dos horas se bajó en Achipur, una localidad muy alejada del supuesto anterior hogar.

Esta escena es inusual para gran parte del mundo, y ha sido vista como una situación digna de admirar, especialmente por el respeto que en sociedades así se tienen para con los animales, nuestros hermanos menores.

Muchos usuarios han agradecido su publicación en medio de esta crisis sanitaria que ha generado tanto estrés y que aún no termina. ¡No dejes de compartirla!