Una investigación encubierta revela las crueles pruebas que se hacen con cachorros beagles

A pesar de que cada vez hay más organizaciones y grupos de defensa de los animales, todavía hay miles de perros inocentes que están siendo utilizados en laboratorios del todo el mundo. Son obligados a vivir en una jaula fría, reciben implantes de dispositivos y hasta se les fuerza a ingerir alimentos con un peligroso nivel de químicos que puede afectar gravemente su salud.

Estos perritos fueron hallados en el estado de Michigan en Estados Unidos. 

Una investigación realizada por The Humane Society of the United States reveló que una compañía de químicos estaba realizando peligrosas pruebas de laboratorio en decenas de perritos beagles y planeaban sacrificar a los que lograran sobrevivir una vez que finalizara la investigación. En un laboratorio de la compañía Dow AgroSciences comenzaron a realizar pruebas en decenas de perritos beagles.

Se estima que Dow AgroSciences tiene cerca de 36 beagles para valerse de ellos para las investigaciones.

El objetivo era probar el efecto de varios pesticidas para poder venderlos en Brasil. Humane Society realizó una investigación encubierta y concluyó que estos procedimientos no eran realmente necesarios.

“La prueba de pesticidas en perros es universalmente considerada como algo científicamente innecesario. Hace 10 años se comprobó que estas pruebas no aportaban información científica relevante”.

Los beagles no sólo eran obligados a consumir los fungicida por vía oral. También les realizaban cirugías para localizar sustancias químicas en su pecho y ver cómo eran toleradas en el área. Afortunadamente, gracias a la investigación realizada se revelaron los procedimientos de este laboratorio y se recolectaron firmas en una petición que exigía el final de estas crueles pruebas.

Pedimos que detengan la pruebas de pesticidas que están realizando para poder vender sus productos en Brasil y liberen a los beagles involucrados. Estos leales y amorosos animales merecen algo mejor que una vida llena de dolor”.

La petición reunió más de 300 mil firmas y la compañía decidió poner fin al procedimiento. Ahora, The Humane Society continúa su lucha para asegurarse de que los perritos sean liberados y puedan conseguir nuevos hogares en los que reciban todo el amor que no han logrado conocer.

“Pueden ser rehabilitados y recibir una oportunidad de ser felices. Por favor, liberen los perros”.

The Huffington Post

Un portavoz de la compañía explicó a los medios que tanto ellos como las autoridades de Brasil habían decidido poner fin al estudio, pero no dijo con exactitud cuándo serán liberados los perritos ni a través de qué refugios u organizaciones serán reubicados.

“Decidimos terminar de inmediato este estudio y después comenzará un delicado proceso para encontrar un buen hogar para estos perros”.

Levantamos la voz en contra de estos inaceptables procedimientos que ponen en riesgo la vida de inocentes animales y los someten a condiciones denigrantes y dolorosas. No te vayas sin firmar la petición aquí.

Comparte esta nota para exigir que los 36 beagles sean liberados y puedan descansar de esta triste forma de vida.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!