Irrumpen en una casa para salvar a dos perritos terriblemente abusados y salen corriendo

Viktor Larkhill es una de esas personas que no tolera los tratos injustos contra los animalitos, por ello, cuando se enteró de la terrible situación que padecían dos adorables peluditos decidió tomar el asunto en sus propias manos con ayuda de su equipo de rescate.

Viktor recibió una llamada sobre dos cachorritos que vivían con personas ilegales que drenaban sus problemas maltratando a los indefensos perritos.

Viktor creó su centro de rescate llamado Stichting Let’s Adopt International.

El rescatista intentó hablar con los dueños de los perritos suplicándoles que se los entregara, pero estos se negaron rotundamente.

Viktor estaba dispuesto a salvar a los perritos de aquel infortunio lleno de miseria, con ayuda de uno de sus socios decidieron entrar al patio de la casa para tomar a los cachorros y salir corriendo sin que los dueños maltratadores se dieran cuenta.

Los perritos rescatados son una pareja de hermanos.

Los dos hombres se apresuraron y salieron corriendo tan rápido como pudieron con los cachorritos en sus manos.

Viktor y su amigo no se preocuparon por las consecuencias, solo pensaban en salvar aquellos perritos de una vida llena de dolor soportando lo que ningún perrito debería tolerar.

Los perritos tuvieron que ganar mucho peso.

Gracias a que uno de los vecinos tenía algunas pruebas que revelaron todo lo que sufrían estos perritos los hombres decidieron arriesgarse. El vecino les mostró un video en el que se escucha como el anterior dueño los torturaba.

Incluso a uno de ellos le grita: “¡Te voy a aplastar!” de fondo se escucha el miedo de los cachorritos ladrando desesperadamente.

El mayor reto era encontrarles un hogar juntos pero no fue posible.

Esto fue prueba suficiente para que Viktor y su amigo entraran a la propiedad incluso arriesgando su propia vida.

Por suerte, los hombres lograron sacar a los perritos y los trasladaron a un maravilloso centro de rescate donde fueron recibidos con todo el amor que se merecen.

Los rescatistas llamaron a los perritos Johnny y Carla.

Fue solo cuestión de tiempo para dar a la tierna pareja en adopción. Viktor tuvo un gran desafío al intentar encontrarles un hogar que los recibiera juntos, en realidad, poner a cualquier perrito en adopción es todo un reto.

Una arriesga acción para salvar a dos perritos de los peores tratos.

Por ello insisten en que lo más importante era encontrarles un verdadero hogar con personas dispuestas a amarlos incondicionalmente.

El primero en encontrar una familia fue Johnny, unas semanas después Carla también se fue a su nuevo hogar.

Los nuevos padres de Jonny son unos verdaderos amantes de los animalitos, permiten que los perritos y los caballos interactúen en la propiedad. Algo que el dulce perrito disfruta ya que ha hecho muchos amigos.

Cada perrito tuvo la dicha de conocer el verdadero amor gracias a la valentía de unos hombres.

Para Viktor y todo su equipo fue muy satisfactorio ver a los dos perritos en sus nuevos hogares jugando y siendo felices. Estos perritos pasaron de una pesadilla a tener una vida soñada gracias a la valentía de unos hombres que se arriesgaron para salvarlos.

Por favor, no dudes en denunciar si sabes o sospechas de algún peludito que está sufriendo por culpa de seres inescrupulosos. Alcemos la voz en contra de los tratos injustos. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!