La Isla de los Gatos pidió ayuda para conseguir alimento y la respuesta no fue la que esperaban

En el sur de Japón existe una isla muy pequeña a la que la gente se suele referir como la Isla de los Gatos por tener una densidad de población gatuna mayor que la humana y probablemente sea la base de operaciones desde donde los gatos comenzarán a gobernar el mundo.

La Isla Aoshima está algo aislada del resto del país y dependen de los traslados en barco para suplirse con los productos básicos.

En esta isla la población gatuna multiplica 6 veces a la población humana

En el invierno cuando el viento se vuelve muy fuerte, los servicios de transporte en barco suelen suspenderse por medidas de seguridad. Esto hace que todos los habitantes de la isla se vean sin la posibilidad de comprar en las tiendas como normalmente lo hacen; y recientemente, causó una gran escasez en el alimento para gatos.

Los gatos fueron introducidos intencionalmente para controlar una plaga de ratones que infestaban los barcos pescadores.

Las personas de la isla comenzaron a preocuparse de que los gatos comenzaran a morir de hambre; por lo cual usaron las redes para pedir apoyo de las instituciones y poder cubrir la cuota de alimento necesaria para la enorme cantidad de gatos que habitan allí. Una de las encargadas de cuidar los gatos realizó la petición a través de la cuenta de twitter en donde dijo:

“Por favor envíen comida para gatos en Aoshima. No hay tiendas para comprar acá en Aoshima. La gente de acá adquiere los productos de primera necesidad a través de un barco a la capital. Pero estamos en condiciones de fuertes vientos invernales, por lo cual el transporte casi siempre está suspendido”.

Y llegaron tantas donaciones que ya no contaban con lugares disponibles para el almacenamiento del alimento.

BoredPanda

Este sencillo tweet se viralizó rápidamente y los habitantes de la isla se vieron sumamente sorprendidos cuando la gente comenzó a enviar enormes cantidades de alimento para los gatos. En cuestión de días habían recibido tantas donaciones que ya tenían suficiente para varios meses. El siguiente tweet de la activista que había solicitado apoyo para los gatitos indicaba los increíbles resultados de la petición:

Por favor paren de enviar comida para gatos a Aoshima. Hemos recibido más de lo que nunca esperamos y no nos queda espacio para almacenar tantos alimentos. Contamos con provisiones hasta abril. Muchas gracias a todos.”

El inmediato efecto de esta petición demuestra la utilidad de Internet para causas que apoyen a los animales en todo el mundo. Todos nos alegramos de saber que la peculiar Isla de los Gatos podrá seguir alimentando como es debido a su enorme población gatuna.

Compartamos esta conmovedora noticia que demuestra lo mucho que pueden lograr las instituciones que velan por el cuidado de los animales.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!