Intenta bañar a su perro y termina tan arrepentida que confirma que será la última vez

Algunos peluditos adoran su momento del baño, solo hay que ver sus caritas para confirmar que están disfrutando en grande, totalmente relajados. Sin embargo, hay otros a los que no les agrada mucho la idea de bañarse y hacen cualquier cosa para huir de la ducha.

Leo es uno de esos perritos que le ha dado razones a su madre para seguir llevándolo a la peluquería canina y regresar a casa, limpio, guapo y totalmente fresco.

Leo tiene un año y medio de edad.

Este adorable perrito ha estado con su madre desde que era un cachorro. Se ha caracterizado por ser un perrito muy enérgico, si él está en casa siempre habrá motivos para reírse y divertirse.

Summer Lee, es la madre de Leo, lo describe de la siguiente manera:

Es un perro muy extrovertido y espontáneo, ama a todos los animales, excepto a los pollos”.

Debido a su tamaño e increíble destreza, su madre prefiere llevarlo a la peluquería canina cada vez que necesite un baño. El peluquero de Leo siempre le ha dicho que el gran perrito tiene un buen comportamiento en el lugar si de bañarse de trata.

Por lo que Lee decidió intentar bañar a su fiel compañero por su cuenta esperando tener la misma suerte, solo deseaba que se portara igual de bien con ella.

Leo acompaña a su madre en gran parte de su rutina.

Sin embargo, Leo no le dejó el trabajo fácil a su madre, el travieso perrito no tenía ningún interés en bañarse.

Su conducta fue muy diferente a lo que debía ser después de tantas visitas a la peluquería canina, evitaba entrar en la bañera parándose con las patas traseras, mientras que las delanteras las colocaba sobre los hombros de Lee.

Al principio no estaba entusiasmado con el baño”.

Después de un largo proceso e intentar convencerlo, Lee tuvo que levantar a Leo. Para ella no fue nada sencillo tomando en cuenta que tienen el mismo tamaño.

Eventualmente, el travieso perrito terminó cediendo y cayó en cuenta que después de todo, realmente necesitaba un baño. Lee dijo:

Después de acostumbrase, se sentó y me dejó lavarlo y secarlo. Después de eso, hizo algunos recorridos por la casa”.

i have always paid a groomer to give leo a bath, until today. i can say with pride that i will from now on, pay a groomer to give leo a bath 😂 but please enjoy this small clip of me trying to at least get him in the tub

Publicada por Summer Lee en Miércoles, 17 de junio de 2020

Si bien, al final el baño fue un éxito, la joven está convencida de seguir llevando su perrito a la peluquería canina. En una publicación en Facebook escribió:

Siempre le he pagado a un peluquero para darle un baño a Leo, hasta hoy. Puedo decir con orgullo que a partir de ahora, le seguiré pagando a un peluquero para darle un baño”.

Recordemos que cada perrito puede reaccionar de manera distinta a la hora del baño. Lo importante es que estén en un ambiente cómodo y se sientan tranquilos para evitar estresarlos. Por suerte, Leo decidió colaborar y terminó luciendo un hermoso pelaje.

Es importante mantener a los peluditos limpios sin bañarlos con mucha frecuencia. Asear nuestras mascotas debe ser parte de una rutina llena de amor y mucha paciencia. Disfruta con ellos del baño y no olvides compartir esta nota en tus redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!