Joven llega a su graduación en el caballo que lo llevaba todos los días al colegio

Un joven se ha convertido en símbolo de disciplina y perseverancia, y es que si bien la educación es un derecho, para muchos se convierte en un privilegio, en un sueño difícil de alcanzar en que deben superar varios obstáculos para hacerlo realidad.

No podemos negar que la realidad es distinta para quien y lo que para muchos es normal para otros es un sacrificio que finalmente será recompensado.

Joven llega galopando con su fiel amigo al acto de graduación

joven

Esta es la historia de Imer Hafeth Baldovino Quevedo, un joven de 17 años de edad que recientemente se graduó de bachillerato y decidió asistir a su acto de graduación acompañado de su fiel amigo Tormento.

El caballo que durante los dos últimos años hizo posible que pudiera asistir a clases debido que vive en una comunidad lejana sin acceso al transporte público.

El hecho ocurrió en la Institución Educativa San José de Majagua en Sucre, un municipio al norte de Colombia. Durante el acto académico, el joven cruzó el recinto montado en su caballo hasta la mesa principal para retirar su diploma de bachiller.

Tormento, no es solo un equino, es parte de la familia del joven y pieza clave en los estudios de Imer, pues sin él, no habría podido terminar el curso.

Este noble y hermoso caballo fue el transporte del joven durante los últimos dos años, quien debía ir a la escuela montando su caballo debido al desbordamiento del Río Cauca y las constantes inundaciones que afectaban las regiones aledañas.

La comunidad donde vive el joven estaba llena de barro y el acceso vehicular era limitado, por lo que su fiel amigo equino era la mejor opción para atravesar los terrenos fangosos.

Al ser su principal apoyo durante su formación académica, el joven deseaba que el día de su graduación Tormento estuviera presente.

Tras consultarlo con el personal docente y directivo obtuvo la aprobación y el día de acto caminó por el pasillo central montando su caballo para retirar el diploma que con tanto esfuerzo se ganó.

“Le dije a la profesora que quería in en mi caballo porque es mi amigo fiel, me acompañó todos los días en esos recorridos con inundaciones y ahora tenía también el derecho de ir a mi graduación”, comentó Imer.

Su historia rápidamente se dio a conocer en los distintos medios, todos querían saber sobre el joven y el caballo que llamó la atención en el acto académico. En una publicación a través de Twitter se dio a conocer el emotivo video.

El joven de 17 años comenta que terminar su escolaridad no fue fácil, además de tiene que trabajar y ayudar con algunas actividades del hogar.

Imer vive con su madre y abuelos en una pequeña finca, si bien está rodeado de un paisaje natural que parece de ensueño, es una zona rural que carece del apoyo de las autoridades para cubrir las necesidades básicas de la región.

Su madre Viviana Baldovino, se gana la vida como estilista, mientras que su hijo, Imer, trabaja en una finca como vaquero, ordeñando vacas, cuidando a los animales, entre otras actividades propias del oficio. Lleno de emoción y orgullo el joven destaca:

“Cuando llegaba de colegio comenzaba a trabajar y tenía además que estudiar. No era fácil pero logré salir adelante”.

En muchas ocasiones el joven llegaba tarde al colegio, otras veces perdía clases debido a las malas condiciones de la vía, por fortuna, con la ayuda de Tormento logró culminar su escolaridad.

Ahora desear continuar sus estudios como ingeniero agrónomo. Sin embargo, no cuenta con los recursos para financiar la carrera universitaria por lo que gustaría recibir apoyo del gobierno o cualquier ente privado que lo ayude alcanzar su meta.

Qué bonito es ver a jóvenes triunfando. No hay imposibles cuando la disciplina y la determinación son una constante en tu vida.