Dumbo de la vida real: Muere tras una larga agonía por los trucos que hacían con él en un circo

Dumbo, un bebé elefante de tres años, conocido como el Dumbo de la vida real, fue trasladado a un hospital de elefantes, desde el zoológico Pichai Sakunsorn de Phuket en Tailandia donde vivía. El indefenso animalito tuvo un trágico final después de romperse sus dos patas traseras.

El hermoso animal era obligado a realizar rutinas de baile con música para los turistas que visitaban el zoológico de Phuket en Tailandia. Los elefantes no nacen predestinados a actividades humanas como el baile, y cuando se les obliga a estas, su estructura ósea y muscular puede colapsar.

Dumbo cumplía lo que era forzado a hacer, tanto que sus piernas finalmente se rompieron 

Las condiciones en que vivía el Dumbo de la vida real ya habían sido denunciadas por Moving Animals, un grupo defensor de los derechos de los animales en Facebook, quien sustentó el caso con fotos y videos.

Esta organización impulsó una petición para rescatar al elefante y colocarlo en un santuario cerca del Zoológico. Se lograron más de 200.000 firmas, pero no se actuó a tiempo.

El caso fue llevado hasta la Oficina Provincial de Phuket del Departamento de Desarrollo Ganadero (DLD) quienes se dieron cuenta de que el elefantito tenía bajo peso. De inmediato, se ordenó al zoológico que retirara el elefante de las actuaciones hasta que estuviera más saludable.

“Los veterinarios de la Oficina Provincial de Phuket del Departamento de Desarrollo Ganadero (DLD) nos aconsejaron que mantuviéramos una estrecha vigilancia sobre su salud porque se estaba debilitando por una infección. Los veterinarios vinieron a verlo y le dieron tratamiento médico, pero no estaba mejorando. Su condición siguió empeorando, por lo que lo llevamos al Hospital de Elefantes en Krabi, donde fue admitido el 17 de abril «, dijo el gerente del zoológico Pichai Sakunsorn.

La situación se terminó de empeorar cuando el bebé elefante se quedó atascado en una gran zanja de lodo y sus piernitas no resistieron. El personal del zoológico no se dio cuenta de que las patas traseras del elefante estuvieron rotas durante tres días, fue el personal del hospital de elefantes quien lo descubrió.

«Bajo su cuidado, este bebé elefante se rompió sus dos patas traseras, y el zoológico no se dio cuenta durante tres días. No puedo imaginarme el sufrimiento de Dumbo durante este tiempo», dijo Amy Jones, cofundadora de Moving Animals.

Ladbible

Dumbo murió tres días después de llegar a las instalaciones del refugio y fue enterrado en los terrenos del hospital.

Es lamentable que la avaricia por el dinero haga que gente inescrupulosa, sin sentimientos ni respeto hacia los animales, termine llevándolos a la muerte en su afán de enriquecerse al lucrar con otros seres vivos.

¡Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y hagamos consciencia sobre la importancia de valorar y respetar la vida de los animales!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!