Katy Perry se despide de la gatita que llegó a su casa hace años para pedirle que la salvara

Katy Perry es conocida por sus incontables éxitos musicales pero sus seguidores más fieles también saben que es una gran amante y defensora de los animales. Recientemente, la conocida cantante acudió a las redes para despedirse de su gatita Kitty Purry.

Además de su gatita, Katy Perry tiene un perrito llamado Nugget.

La partida de la hermosa gatita ha impactado mucho la vida de Perry, quien se encuentra en la dulce espera de su primer bebé con Orlando Bloom. En una conmovedora publicación, Katy compartió un par de fotografías en donde se puede ver claramente la bonita conexión que guardaba con su gatita.

La gatita convivió con Katy durante 15 años.

Allí, le dedicó unos momentos para recordar la inesperada manera en que la peludita llegó a sus vidas. Al parecer irrumpió en la casa de su ex novio cuando estaba a punto de dar a luz una camada.

Kitty Purry hace una corta aparición en el vídeo promocional del tema I Kissed a Girl.

Era una gatita que hacía vida en las calles, pero la cantante se encariñó tanto con ella que se convirtió en su hija. Después de largos años y de llevar una vida muy feliz, la gatita ha fallecido.

“Se convirtió en la mascota más amada. Por desgracia, Kitty terminó su novena vida anoche. Espero que descanse rodeada de mucho salmón y atún en el paraíso gatuno”.

Debido a su complicada agenda, la cantante contó con la ayuda de su hermano para cuidar a la linda gatita. Cada vez que ella tenía que viajar, él se hacía cargo de ella.

Kitty Purry se volvió un integrante más de la familia que básicamente tocó sus puertas y les exigió todo el amor del mundo. Ellos no pudieron hacer más que rendirse ante sus irresistibles maullidos.

“Kitty, muchas gracias por toda la compañía y el amor que nos brindaste a lo largo de todos estos estos años”, escribió la cantante en su conmovedora despedida.

Los seguidores de Perry se conmovieron con sus palabras. Después de todo, muchos sabemos lo doloroso que es perder a nuestras mascotas.

Kitty Purry fue una gatita afortunada que contó con ayuda para dejar atrás su vida en las calles y convertirse en una mascota muy querida. Todos los animales merecen amor y un hogar.

La vida de esta gatita pudo haber sido muy diferente de no haber sido adoptada y rescatada. Celebremos la memoria de Kitty Purry promoviendo la adopción. Comparte su historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!