La abandonan, la atropellan y pierde sus patas traseras, pero no deja de velar por sus cachorros

Esta historia titulada “Ángel de Dios”, se trata de Shi Bao, una hermosa perrita de raza pequeña que ha demostrado que el amor de madre va más allá de la vida.

Shi logró sobrevivir después de haber perdido sus patas traseras en un accidente y que recientemente se convirtió en madre. Fue abandonada en Datong, China, por su dueño a causa de la situación económica provocada por la pandemia.

Por suerte un grupo de activistas la rescataron y le dieron una nueva oportunidad para vivir. Cuando Shi fue rescatada su estado de salud era crítico, sus patas traseras estaban destrozadas y para salvar su vida fue necesario amputarlas.

Desafortunadamente, Shi se topó con un conductor que la atropelló. Los rescatistas revelaron que Shi fue encontrada inconsciente con las patas posteriores llenas de sangre.

Fue trasladada de emergencia al Hospital Veterinario Meilian Zhonghe donde recibió atención médica y tras ser examinada fue intervenida quirúrgicamente para amputarle sus patas traseras.

Los médicos descubrieron que Shi estaba embarazada, pero milagrosamente su gestación no estaba en riesgo.

Esta perrita nunca se dio por vencida. Después de varias semanas bajo cuidado, Shi dio a luz, pero una nueva etapa difícil estaba por comenzar para ella, de sus cuatro perritos dos fallecieron por distemper, el tercero nació muy grave.

El cuarto cachorrito fue el único que estaba completamente sano y será adoptado por una familia de Noruega.

El doctor Xue, veterinario del Hospital Veterinario Meilian Zhonghe expresó su asombro por la entrega de esta perrita para cuidar a sus cahorritos.

«Aun con todas las dificultades Shi es una gran mamá», dijo el doctor Xue.

Los rescatistas publicaron en su cuenta de Facebook que solicitaron a las autoridades iniciar un proceso de investigación para identificar el antiguo dueño de la perrita.

El tercer perrito viajará a Canadá donde recibirá tratamiento y, una vez que se hay recuperado será adoptado.

Las imágenes de Shi junto a sus cahorritos fueron publicadas en las redes sociales conmoviendo a cientos de usuarios, quienes han manifestado su admiración por esta perrita que está dando un ejemplo al mundo sobre el verdadero significado el amor.

Que momentos tan duros debió pasar esta perrita al verse en la calle, sola, desamparada, sin comida, ni agua, abandonada en medio de la nada sin conocer el camino de regreso a casa.

Para nadie es un secreto que los perros son seres muy especiales, llenos de solidaridad, mucho amor y sentido de protección, ellos siempre están dispuestos a ayudar a los demás, especialmente a sus seres queridos.

Lamentamos que Shi haya tenido que perder sus patas traseras, pero celebramos su valentía y su vida compartiendo su ejemplar historia.

Más noticias sobre: