La cámara de seguridad graba a un hombre cuando se encuentra con un perro abandonado en la calle

Hay momentos que nos alegran la vida y nos hacen sonreír y valorar regalos un poco olvidados últimamente como el amor, la amistad e incluso, la más pura diversión.

Hoy te traemos una historia maravillosa que te hará reflexionar sobre todos estos temas y te mostrará que, definitivamente la vida es bella, y si todos la viviéramos como nuestro par de personajes principales, con responsabilidad, amor y compasión, este sería un mundo mucho mejor.

Metin Can Şener paseaba como cualquier sábado cualquiera por las calles de Turquía, absorto, pensando en lo suyo, cuando de repente una sombra alargada se posó frente a él sacándolo de sus profundas cavilaciones.

Era un perrito de la calle, un cachorro que, moviendo su cola, juguetón, invitó al solitario transeúnte a bailar con él.

El perrito de la calle encontró un amigo de baile

Sí, así como lo lees. Por supuesto, una escena como esta no podía pasar desapercibida y afortunadamente las cámaras de seguridad apostadas justamente en el lugar del encuentro, captaron en imágenes para el recuerdo a esta singular pareja de bailarines.

Sin embargo, no era la primera vez que Şener había visto al perro, que frecuenta la zona de la cafetería donde ocurrieron los hechos, pero solo de día. Nunca a las tres de la mañana, hora en que el divertido can apareció ante el humano.

Metin Can pasó un momento de ternura al lado de su nuevo amigo

El adorable encuentro mostró al hombre y al perro como unidos por el mismo espíritu de libertad y alegría al reconocerse en medio del camino de ambos.

“Comenzamos a bailar”, contó Metin.

Estaban contentos compartiendo llenos de energía sus mejores pasos de baile y en un momento, el hombre en un dulce gesto tomó al cachorrito y lo abrazó llenándolo de amor en una escena inolvidable.

Sin sospechar que estaban siendo captados en vídeo y gracias a la danza, este par de seres únicos dejaron de ser extraños y aunque Şener no pudo llevar a su nuevo amigo consigo por tener ya cuatro perros en casa, asegura que su amor por los animales es incluso superior al que siente por las personas.

Los animales han servido al hombre desde que el mundo es mundo.Le han servido de distracción, de compañía, de vestido, de medio de transporte, de auxilio e incluso de protección, debemos valorarlos.

A cambio, los animales nunca han exigido nada. No pueden, dirán algunos, pero sí lo hacen. Tal vez no con nuestro lenguaje articulado o escrito, pero se comunican. No para reclamar, sino para demostrar el más puro y genuino afecto, dependencia y lealtad. ¿Acaso no es eso lo que le transmitió a este hombre en Turquía este humilde y noble animalito cuando movió la cola y le invitó a bailar?

Comparte esta hermosa historia de amor por los animales. Tiéndeles tu mano y te aseguro que los tendrás a tu lado por el resto de la vida.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!