La campaña de Ralph da resultados: prohíben el uso de animales en la industria cosmética

El pasado 12 de abril se abril se viralizó en las redes un cortrometaje titulado Save Ralph. En él se reveló el lado oscuro y doloroso de la industria cosmetológica, que prueba y experimenta con la vida animal para realizar todo tipo de productos pertenecientes a la industria cosmética.

Ralph describe de manera casual el diario al que es sometido.

El cortometraje que expone como Ralph lleva una vida de abusos removió las fibras de espectadores de todo el mundo, pues no podemos negar que miles de marcas experimentan con distintos animales para lanzar nuevos artículos de belleza. La ONG comentó:

“Ralph es la representación de miles de conejos y otros animales que son utilizados cada año para pruebas cosméticas y, de esta manera, cumplir con las normas de varios países en torno a los testeos de sustancias venenosas en este tipo de productos”.

Increíblemente, el objetivo de concientizar sobre el testeo en animales está dando resultados.

Los diputados de México decidieron avalar la prohibición de pruebas de productos cosméticos en cualquier animal, después de que la Cámara de Diputados aprobara el dictamen a la minuta que reforma la Ley General de Salud para prohibir las pruebas cosméticas en animales.

Más de 115 millones de animales son utilizados anualmente para pruebas de cosméticos en todo el mundo.

El diputado, Víctor Adolfo Mojica Wences, destacó que las pruebas de animales es una práctica reprochable que todavía se lleva a cabo en el 80% de los países del mundo, también añadió, que actualmente existen otras alternativas que no requieren del sacrificio de ningún animal.

Con 442 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen. En el boletín oficial se lee:

“La investigación cosmética no podrá incluir pruebas en animales de ingredientes cosméticos, de productos cosméticos finalizados ni de sus ingredientes o la mezcla de ellos.

Tampoco, se podrá fabricar, importar ni comercializar productos  cosméticos cuando su formulación final medien o hayan mediados pruebas en animales, y cuando contengan ingredientes o combinaciones de éstos que sean o hayan sido objetos de pruebas en animales.

Para garantizar el derecho a la información del consumidor, el etiquetado de los productos cosméticos comercializados podrá señalar que en su fabricación no se han llevado a cabo pruebas en animales”.

Este triunfo se hizo posible gracias a la Human Society International México que logró recaudar más de un millón de firmas para la impulsar la propuesta.

Se aplicará una sanción de dos a siete años para aquellas empresas que sigan experimentando con pruebas animales. Antón Aguilar, director de Human Society International México, destacó:

“Felicitamos a la presidenta de la Comisión de Salud, Miroslava Sánchez, y a todos los diputados y diputadas, por impulsar este proyecto de ley y votar a favor. Esto supone un paso más hacia el fin de la crueldad animal innecesaria en la industria cosmética y demuestra el liderazgo de México en la región”.

Al aprobar esta reforma, se le hicieron algunas modificaciones que deben ser enviadas de vuelta al Senado. Se espera que finalmente sea aprobada en otoño de este año.

México dio un gran paso y se convirtió en ejemplo para el resto del mundo. Respetar la vida animal y evitar su maltrato y experimentación en productos cosméticos es tarea de todos. Comparte y sigamos siendo la voz de los más vulnerables.