El anciano que trabaja sin descanso para mantener a su perrito alimentado y feliz

No da más quien más tiene. Esta es una de esas frases que llevamos oyendo toda la vida y sobre la que hoy nos preguntamos: ¿Por qué quien menos tiene te da más? Al referirnos a “quien menos tiene” queremos aludir a aquellas personas que en relación a otras poseen menos recursos económicos o materiales.

Como todos sabemos, el ser humano siempre compara en términos relativos. Normalmente tendemos a pensar que quien más tiene es quien más nos puede dar en términos cuantitativos. Pero es la calidad humana, en este sentido, ese detalle tan valioso que nos diferencia a unos de otros. Seguramente, quienes tienen pocos recursos económicos o materiales sean más conscientes de las necesidades de otros seres, que quienes sí los tienen en abundancia.

El anciano comienza su jornada todos los días a las 6:30 de la mañana

Tal es el caso de un hombre aún no identificado que vende chicles en las calles del centro de la Ciudad de México, con el único propósito de mantener a su perrito alimentado y feliz. Este ejemplar padre y cuidador adquirió fama a través de un usuario de las redes sociales que publicó sus fotos junto a su mascota.

Necesita reunir al menos 5 dólares para alimentar a su familia diariamente

“Este señor vende chicles de a 1 peso todas las mañanas saliendo del metro Zócalo, al lado derecho de Palacio, en la calle de Pino Suárez en la Ciudad de México. Lo encuentras de 8 a 11 de la mañana aproximadamente… El motivo de mi publicación es que a diario, llueva, haga frío o calor, siempre le compra a su perrito su sobrecito de Pedigree o sus croquetitas sueltas. Te invito a que si andas por el metro Zócalo lo apoyes”, dice la publicación hecha en las redes sociales.

Todos los días, el sexagenario se traslada hasta el Zócalo de la ciudad a ofrecer su dulce mercancía a los clientes, acompañado de su incondicional esposa y su perrito. El poco dinero que recauda durante la faena lo destina casi exclusivamente a la compra de comida diaria para su mascota.

El perrito tiene a los mejores padres

Las conmovedoras imágenes hablan por sí solas. En ellas puede verse al animalito perfectamente abrigado con una manta y descansando sobre la mochila de su humano. Este admirable adulto mayor, demostró una vez más, con hechos, que las mascotas no son solo animales de compañía, sino que son parte fundamental de la familia.

Esto demuestra que pobre no es el que tiene menos, sino el que necesita infinitamente más para ser feliz. Después de todo, la felicidad proviene de otros lugares que poco o nada tienen que ver con la posesión de riquezas materiales, pues aquello que hace que nos enriquezcamos no tiene un valor material, sino más bien emocional.

Este señor demuestra con hechos el verdadero significado de compartir

El dinero nos dará comodidad, pero aquello que nos mueve las emociones es lo que le da verdadero sentido a nuestra vida. Piensa, si lo crees conveniente, en si estás de acuerdo con eso de que “quien menos tiene te da más”.

Comparte este increíble ejemplo de amor incondicional con tus familiares y amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!