La conmovedora historia de una niña con cáncer y la gatita que llegó para aliviar sus penas

Kylie Myers tenía 12 años cuando le diagnosticaron cáncer metastásico en los huesos. Inmediatamente comenzó el tratamiento, que su madre, Robin, describió como «brutal».

Robin asegura que Kylie era una maestra en encontrar maneras de estar feliz. El tratamiento contra el cáncer iba bien y, a mitad de camino, Kylie comenzó a pedir un gatito para que se uniera a las otras cuatro mascotas de la familia.

Kylie antes de la enfermedad

Robin le dijo a Kylie que esperarían hasta que terminara el tratamiento de radiación y verían cómo iban las cosas. Si todo salía como esperaban los médicos, la niña tendría el gatito que tanto deseaba.

En los últimos días del tratamiento de Kylie, un agudo dolor en su hombro reveló que el cáncer se había extendido por todo su cuerpo y que ella no iba a lograr salvarse. El tratamiento había sido en vano y la familia Myers estaba devastada.

La niña siempre supo mantenerse feliz a pesar de la adversidad

Cuando Kylie regresó del hospital, le pidió a su papá, Mark, un gatito por última vez. Mark inmediatamente hizo una llamada y en menos de una hora un pequeño gatito, a quien Kylie llamó Liza, fue entregado en la puerta de su casa.

Liza se acercó a Kylie de inmediato y puso su pata sobre el hombro adolorido de la niña. Durante dos días y medio, Liza no se separó ni un instante de Kylie y, como explicó en una oportunidad Robin, su madre, el gatito parecía estar completamente dedicado a amar a la pequeña.

Los últimos deseos de Kylie fueron que sus padres ayudaran a encontrar una cura para el cáncer infantil y que cuidaran a Liza. Después de que la niña falleció, en el año 2015, Liza consoló a la familia Myers por meses.

Robin estaba realmente impactada. Cuando ella comenzaba a llorar por el dolor que le producía la muerte de su pequeña hija, Liza llegaba a su lado, sin importar en qué rincón de la casa estuviera, para consolarla en su duelo.

A continuación el emotivo video que narra la amistad de Kylie y Liza

Kylie le había pedido su madre que cuidara de Liza, pero también era como si le hubiese pedido a la gata que cuidara de Robin.

Un año después de la muerte de Kylie, Robin y Mark presentaron su historia a Mutual Rescue, un grupo que crea películas para mostrar el poder de la conexión humano-animal, particularmente orientado a los animales de rescate.

Liza no se separó ni un instante de Kylie durante su convalecencia

Mutual Rescue terminó convirtiendo la historia de Kylie y Liza en un video, patrocinado por PetSmart Charities, y lanzó una campaña con la familia Myers para recaudar fondos para la investigación del cáncer infantil y ayudar a los animales sin hogar.

La serie de películas Mutual Rescue han sido creadas para iluminar el poder que cambia la vida de la conexión humano-animal.

Liza ahora consuela a Robin incondicionalmente

Robin y Mark Myers querían compartir su historia para honrar las últimas peticiones de Kylie: cuidar de su gatito y encontrar una cura para el cáncer infantil.

“La película Kylie & Liza» lleva un mensaje de conexión y esperanza, y todos los que tenemos la oportunidad de ver este emotivo video, de alguna forma pasamos a hacer parte de un hermoso propósito.

Es sorprendente la conexión que algunos humanos pueden tener con los animales

De ti depende que este mensaje continúe su camino y llegue a más personas. Comparte esta noticia en las redes sociales y difunde esta conmovedora historia de lucha y amor.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!