La dueña de la perrita lanzada a un río atada a una pesada roca finalmente se declara culpable

A mediados de abril, el mundo entero quedó consternado con la noticia de que una hermosa perrita estuvo a punto de perder la vida de la manera más trágica. Jane Harper se encontraba pasando por el río Trent en Nottinghamshire, y cuando comprendió que la peludita estaba luchando por su vid,a no dudó en saltar al agua para salvarla.

Desde entonces, las autoridades han trabajado para encontrar al culpable y para sorpresa de muchos fue su propia dueña la responsable de atarla con una pesada piedra y lanzarla al río.

Poco después del rescate, la policía pidió la colaboración de los vecinos del lugar para poder aclarar el injusto trato que había recibido esta perrita. Era evidente que quien le había hecho esto, sólo quería acabar con su vida y de una manera terriblemente dolorosa.

Muchos se preguntaron si los responsables habrían sido los dueños de la linda pastorcita belga. Los primeros meses, las autoridades permanecieron en silencio para que la investigación no se viese afectada pero ahora han salido a la luz las palabras de la dueña.

A través del microchip que encontraron en Bella, los policías consiguieron los datos de su dueña. Charlene Latham tiene 31 años y está enfrentando cargos por el enorme daño que le causó a la perrita. Leigh Johnson, de 32, también fue señalado como uno de los principales sospechosos.

Sin embargo, declaró una y otra vez que él era inocente y finalmente Charlene decidió sincerarse y se declaró culpable de causar sufrimiento y daños innecesarios a Bella al intentar ahogarla en las frías aguas del río Trent.

Charlene pagó una fianza y fue liberada. Sin embargo, su caso continuará y deberá aparecer en la corte el 8 de marzo del 2021 junto al otro sospechoso.

Este caso ha causado mucha indignación. Basta dar un vistazo a la pobre perrita para saber que se encontraba totalmente desorientada y agotada tras luchar contra el enorme peso de la roca para mantenerse a flote. De no ser por la ayuda de Jane, no habría logrado sobrevivir.

La hermosa perrita sigue recibiendo atención veterinaria en RSPCA. Es un verdadero milagro que siga con vida y esperamos que la justicia haga su trabajo. Charlene Latham y cualquier persona capaz de hacer algo tan terrible merecen estar tras las rejas. Los peluditos son seres que merecen cuidados y amor. Saber que Bella tuvo que pasar por algo tan doloroso en manos de su propia dueña es algo que no debe quedar impune.

Une tu voz para exigir justicia. Su dueña se declaró culpable pero todavía no ha recibido sentencia y es necesario aclarar si el otro sospechoso jugó un papel importante en un acto tan deplorable. ¡Comparte!