La escena de un niño solitario en su bicicleta tirando de un perro conmueve al pueblo entero

En diversas partes del mundo la nieve ha invadido las calles y, si ya de por sí la pandemia le había significado un receso obligado para muchos escolares, ahora el invierno no los deja regresar a las aulas. Aunque este panorama pueda sonar bastante trágico para muchos, hay quienes buscan darle la vuelta a los problemas y mirar la vida desde su cara más positiva.

Enlaces patrocinados

Un ejemplo claro de esta buena actitud la tiene este chico de Rumania que con su perrito han recordado a los usuarios de internet el verdadero valor de la vida. 

Un vídeo de sus aventuras fue el motivo de tanta nostalgia.

El pequeño Andrei de sólo 12 años tiene un espíritu aventurero al igual que su mascota Pufi. Por ese motivo mientras todos en su pueblo estaban cómodos en casa resguardándose del frío, este par de amigos traviesos decidieron salir a dar un paseo.

Con un pequeño trineo sujeto a su bicicleta, Andrei y Pufi recorrieron las calles del pueblo

Andrei iba conduciendo prudentemente y Pufi detrás balanceándose con gran maestría, cuando fueron grabados por una vecina que quedó cautivada por la escena. 

Alin Si Gina registró el breve vídeo y además lo compartió en redes sociales. Gracias a su iniciativa este dúo de amigos conquistaron a todos en las redes sociales.

Andrei y Pufi junto a unos fanáticos.

Enlaces patrocinados

Los cibernáutas recordaron sus buenos momentos de la infancia y a esas mascotas que como Pufi solían hacer todo por ellos.

“El cachorro Pufi y su dueño Andrei nos conquistaron desesperadamente y nos recordaron nuestra época de infancia cuando las cosas simples nos traían las mayores alegrías: nieve, un trineo y un amigo confiable a tu lado”, escribió CERT Transilvania

Pero el asunto no quedó sólo en agradecimiento y unas personas comenzaron la búsqueda incesante de Andrei para conocerlo a él y a su peludito.

«Hoy también le dimos alegría a Andrei obsequiándole una bicicleta nueva, equipada con todo lo que necesita durante muchos años para ir a la escuela o correr con Pufi», informaron los benefactores.

La dulce escena despertó el lado más amable de las personas y después de un tierno encuentro, Andrei y Pufi tienen bicicleta nueva para que el perrito vaya más seguro en su trineo.

Enlaces patrocinados

Todavía queda mucho para que la temporada de invierno termine en Rumania, así que este pequeño y su cachorro tendrán oportunidades de sobra para estrenar el obsequio y seguir disfrutando de la vida juntos.

Ver al chiquillo en su trineo sin duda que recuerdan las cosas simples de la vida y despertó una pequeña ola de solidaridad, comparte esta inspiradora historia con tus amigos y anímalos a recordar los mejores momentos de su infancia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!