La familia logra escapar de las llamas pero sus mascotas no, así que los policías toman acciones

En medio de una emergencia, los peluditos necesitan ayuda extra para poder salvarse. Hace un par de semanas, tuvo lugar un peligroso incendio que amenazó la vida de dos niños y sus mascotas.

Enlaces patrocinados

El fuego comenzó a propagarse a toda velocidad en la casa y no había ningún adulto para brindar ayuda a los niños. Se trataba de dos pequeños de 11 y 13 años de edad. Su madre había salido a comprar algo en la bodega más cercana y no podía imaginar que sus hijos quedaran expuestos a un peligro tan grande.

De inmediato, la alarma de incendios alertó lo sucedido a los bomberos pero los primeros en llegar fueron los policías Sergio Rivera y James Galanos. Cuando llegaron a la casa de Oak Street en Nueva York, vieron a los niños saliendo muy asustados por la puerta principal. Las llamas y el humo comenzaban a invadirlo todo.

Cuando los niños vieron a los oficiales sintieron un gran alivio y decidieron pedirles ayuda. No había ninguna otra persona en la casa pero un perro y un gatito se encontraban adentro.

Enlaces patrocinados

Los policías entraron por la puerta trasera y en medio del humo lograron divisar al gatito Tiger huyendo. Se encontraba aterrado por las llamas pero había huido en dirección hacia el sótano. Ese no sería un lugar seguro para él.

Empezaron a idear un plan para llegar al sótano y tomar al gatito cuando vieron que el chihuahua estaba encerrado en una jaula al lado del sofá principal. Estaba completamente encerrado y por más que lo intentase el peludito no habría logrado hacer nada para salvarse.

“La jaula estaba demasiado cerca de las llamas”, explicó uno de los oficiales.

Rivera tomó la jaula y ambos policías salieron a toda velocidad de la casa. JJ, el chihuahua, ya se encontraba a salvo pero todavía estaban seriamente preocupados por el gatito. Los bomberos todavía no llegaban así que Galanos decidió regresar por Tiger. Logró acceder al sótano y lo tomó en sus brazos. Fue un verdadero milagro.

Enlaces patrocinados

“No todos arriesgan su vida por un animal. Es una muestra de que hay policías que sí son buenos”, celebró un usuario en las redes.

Minutos después, los bomberos ya habían logrado apagar las llamas por completo. Todavía se están realizando investigaciones para descifrar qué fue lo que originó el incendio. Es un alivio que nadie resultase herido y los policías arriesgaron sus vidas para ayudar a las mascotas que tanto lo necesitaban.

Une tu voz y comparte esta nota para celebrar el maravilloso trabajo de los policías. No dudaron en ir mucho más allá de su trabajo para salvar a unos peluditos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!