La gatita con «terrorífico» aspecto gruñón que ya ha destronado al famoso «Grumpy Cat»

Los gatos, al igual que cualquier otra mascota son difíciles de reemplazar, pues cada uno tiene una personalidad única que los distingue. ¿Recuerdas al famoso Grumpy Cat (“Gato Gruñón”) de Internet, reconocido como el gato más malhumorado del mundo? Pues bien, tal parece que al hoy difunto felino le salió competencia.  

Una gata bautizada como Meow Meow ha captado la atención en las redes sociales, ya que su apariencia física la hace catalogar como uno de los felinos más enojados del planeta. 

El animalito es una enorme bola de pelos que vive en Taiwán, China, pero lo curioso es que, a pesar de su aspecto gruñón y su actitud de odio hacia todo lo que le rodea, es muy elegante y sutil para expresar su disgusto con el mundo con absoluta dignidad. 

Según Claire, la humana responsable del cuidado de la gatita, realmente no se puede pedir más cuando se trata de mascotas malhumoradas y altivas; incluso Meow Meow mantuvo su distinción y su gracia estando en el hospital cuando le trataban su hipertiroidismo, pero, por supuesto, siguió odiándolo todo y a todos mientras estuvo allí.    

Meow Meow parece ser de pocas pulgas

“La conocí en una vieja tienda de mascotas. Su expropietario la abandonó por alguna razón desconocida. Tenía 10 meses en ese momento, así que mi hermano menor y yo la llevamos a nuestra casa y se convirtió en mi primera gata”, aseguró la dama. 

No obstante su aspecto amargado y gruñón, con un rostro que se asemeja a la máscara de Batman debido a las marcas oscuras en él, Claire defiende a su adorada compañerita de vida admitiendo que, en realidad, se trata de un ejemplar lleno de ternura y es sumamente cariñosa. Es su despertador cada mañana cuando salta a su cama y la masajea con sus patas.  

Incluso cuando le tomo una foto y me mira, la encuentro muy amable. La vestí como una princesa una vez, pero mis amigos la vieron y me dijeron que se parecía más a una reina”, añadió Claire. 

Sin lugar a dudas, el mundo ha encontrado en los gatos a ese amigo fiel que, a pesar de su actitud, muchas veces esquiva y hostil, siempre se va a hacer querer por ti.  

Pero, hagamos un alto aquí y pensemos con cabeza fría. Si tu gato parece un poco gruñón o agresivo, es posible que solo tengas que culparte a ti mismo. Es decir, si tu gato es de esas mascotas como Meow Meow, que más nos recuerda a la famosa caricatura de Garfield, es muy probable que sea por tu propia actitud. 

Comparte esta curiosa historia con tus amigos y recuerda que tu gato o cualquiera sea tu mascota es una especie de “mini tú”, esto es, criaturas sensibles que, como cualquier ser vivo, pueden ser fuertemente afectadas por las personas que los rodean. Ama y protege a los animales. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!