Se las ingenia para trabajar junto a sus 2 perros tras el cierre de la guardería canina por el COVID-19

Si hay algo bueno que el coronavirus nos ha dejado, es que muchos perritos están más felices que nunca al pasar el día entero compartiendo con sus dueños.

Lamentablemente, esto no es una opción para los trabajadores esenciales, pero hay personas como Daniel Nava que se las ingenian para seguir con sus mascotas pesar de todas las adversidades.

Daniel vive con sus mascotas en California, Estados Unidos.

Daniel es un repartidor de correo que se encarga de entregar una enorme cantidad de envíos cada día. Las empresas de entregas a domicilio han jugado un papel vital para que todos puedan recibir compras en casa y cuenten con más facilidades a la hora de acatar las normas de aislamiento social.

Daniel trabaja para un contratista que presta servicios a FedEx.

Normalmente, Daniel deja a sus perritos en la guardería canina. Sin embargo, esto dejó de ser una opción cuando decidieron cerrar como medidas de prevención ante el coronavirus. Los primeros días pensó que debía dejar a Chorizo y a Cocoa en casa; pero luego se le ocurrió algo mucho mejor.

“Ellos adoran pasear en el auto y luego saludar a todas las personas que se cruzan en su camino. Dejan a todos con una gran sonrisa en el rostro”, dijo Daniel.

Antes de darse cuenta, los dos perritos salchicha se habían convertido en todos unos expertos en el área de entregas. Lo acompañan todos los días en el auto y se aseguran de pasarla de maravilla a lo largo de toda la jornada.

“Realmente no son familiares directos pero se aman mucho y adoran estar juntos todo el tiempo”, dijo Daniel sobre los perritos.

Hace unos meses, Daniel había llevado a los perritos consigo porque no había podido dejarlos en guardería. Todo salió de maravilla pero se trataba de una simple excepción.

Ahora, que todo ha cambiado con la cuarentena, decidió intentarlo de manera definitiva y con lo consultó con sus jefes.

Los dos perritos tienen dos años de edad.

Afortunadamente, quedaron completamente enamorados de los perritos y les dieron la bienvenida al equipo. Para hacerlo todo mucho más oficial, Daniel les hizo pequeños trajes con los logos de FedEx. Ahora su trabajo es mucho más ameno gracias a la compañía de estos traviesos peludos.

“Mi supervisor estuvo de acuerdo siempre y cuando tomáramos medidas de seguridad. Ha sido muy comprensivo. Especialmente con la difícil situación que estamos pasando”, explicó Daniel.

No es de extrañar que las fotografías de estos “empleados” tan especiales del equipo de FedEx se volvieran completamente virales. Chorizo y Cocoa lucen más felices que nunca al ir a hacer envíos con su papá. Lo mejor de esto es que significan un gran apoyo mental para él durante días tan difíciles.

¿Te gustaría que Chorizo y Cocoa llegaran a tu casa para una entrega? Comparte esta bonita nota para celebrar el gran equipo que Daniel hace con sus perritos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!