La hermosa rutina de un bebé y su perrito para hacer la siesta conquista miles de corazones

Tener un perrito en casa es por mucho la más hermosa decisión, pero si combinas las travesuras de tu perrito con el ingenio de tu bebé, sin duda, tendrás un equipo perfecto de infinito amor. Jessie Klorman es la dueña de Dodger, un adorable perrito que esperaba alegre su nuevo cómplice y compañero de juegos, Klorman estaba embarazada y desde antes que naciera  su bebé el perrito ya se mostraba entusiasta.

Cuando llega un recién nacido a casa es fundamental educar a la mascota.

Durante el embarazo el perrito siempre estaba a su lado, le encantaba a su manera acariciar la barriga de su madre humana. Klorman dio a luz antes de tiempo, así que su pequeño bebé tuvo que pasar un rato largo en el hospital hasta lograr que tuviera el peso indicado. Mientras tanto, el adorable Dodger se mantenía alegre esperando en casa al nuevo miembro de la familia llegara a casa.

Un bebé en contacto con una mascota los hace menos propenso a infecciones.

Cuando Klorman regresó a casa con la pequeña Everett, el adorable perrito quería que fueran acurrucados juntos, no dejaba sola a recién nacida y se encargaba de cuidar sus sueños.

El vínculo entre los dos pequeños seres es tan grande que tiene su propia rutina para dormir. A la hora de la siesta Dodger siempre está a un lado de la cuna atento a cualquier movimiento que realice la pequeña Everett.

El más adorable y tierno beso de dulces sueños.

Cuando la niña se despierta ahí está su fuel amigo, solo basta que la pequeña empiece a llorar para que el tierno Dodger se levante y le da un pequeño beso que parece solapar cualquier rastro de llanto. Klorman al respecto señala:

“Un recién nacido duerme entre 15 y 18 horas al día, por lo que el entretenimiento es apreciado”.

What are best friends for 💙🐶 #babieswithpuppies #australianshepherd #puppiesofinstagram #dogsofinstagram #theellenshow #everettanddodger #aussiepuppy #dogswithbabies #meltmyheart #tendermoments #barstoolsports #nationaldogday #nationalpuppyday

Publiée par Jessie Klorman sur Vendredi 30 août 2019

No importa si la pequeña duerme o solo está en la cuna jugando, el fiel Dodger siempre está a su lado, es como su ángel protector, para Klorman y su esposo significa mucho que su hija y el perrito se lleven tan bien, la niña ama los besos de su perrito y a medida que crece pasan horas jugando. La familia agradece que su perrito los ayude cuando la pequeña Everett desea toda la atención.

La presencia de un perrito favorece la parte emocional y sensitiva de un bebé.

Bien dicen que los niños y los perritos tienen una energía única y su vínculo es incomparable, estamos seguro que aunque la pequeña Everett deje de usar su cuna ambos seguirán teniendo la más adorable rutina para dormir.

Comparte la nota para que todos vean que tener dulces sueños es mejor si se tiene a un adorable perrito como ángel guardián.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!