La milagrosa transformación de una perrita tímida y esquelética abandonada cuando era inservible

Son muchos los perritos que a diario tienen que soportar el peor de los tratos en manos de seres inescrupulosos que no siente ni el más mínimo amor ni respeto por los peluditos.

No basta con ofrecerles un techo o decir a todo un pulmón ´tengo un perro en casa´. Estos, son seres que sienten, padecen y sufren las consecuencias de no ser atendidos como se merecen.

Cuando fue rescatada tenían un pequeño plato de comida, no sabe si fue dejado por sus dueños o dado por algún transeúnte.

Olivia es una valiente sobreviviente que tras sufrir años de dolor y hambruna, logró una increíble transformación gracias a seres que vieron en ella una perrita que a pesar de su crítico estado de salud, merecía luchar y poder disfrutar de una vida digna.

La perrita fue cruelmente abandonada por sus dueños cuando vieron que estaba al borde de la muerte, nunca antes le habían demostrado un gesto de amor y no lo harían cuando su luz estaba por apagarse.

Olivia era una perrita muy tímida que deseaba ser rescatada.

Desnutrida y completamente débil para defenderse, parecía solo piel y hueso al costado de una carretera.

Ponerse de pie por si solo era todo un reto para esta indefensa perrita que solo deseaba ser ayudada.

Tenía una fuerte infección en sus ojos, de no haber sido rescatada hubiera quedado parcialmente ciega.

Por suerte, su caso llegó a oídos de Viktor Larkhill y su equipo de rescatistas, quienes no dudaron en darle toda la atención que necesitaba.

Olivia no solo estaba demacrada, su piel estaba cubierta de llagas que hacían que cualquier contacto le resultara sumamente doloroso.

Tenía un largo camino por recorrer pero toda la disposición de dejarse ayudar.

También tenía cientos de garrapatas lo que aumentaba su desnutrición, estos parásitos consumían lo poco que quedaba de ella.

Al terminar su tratamiento Olivia fue adoptada.

Fue necesario un largo tratamiento para poder mejorar su salud, afortunadamente siempre tuvo un maravilloso equipo de veterinarios y rescatistas a su lado, que hicieron lo posible para que su transformación fuera lo menos dolorosa posible.

No solo necesitó de múltiples antibióticos, sino de constantes baños medicinales para combatir las garrapatas y mejora su pelaje.

Disfruta de su emotiva transformación en el siguiente video.

También fue necesario que aumentara paulatinamente de peso, debido a su condición no podía comer grandes cantidades al día, sino pequeñas y contantes porciones que le ayudaron a ganar peso.

Después de mucho esfuerzo, Olivia logró salir del estado crítico en que se encontraba, ahora tiene un pelaje hermoso y brillante, también es una perrita feliz y agradecida por esta nueva oportunidad que le han brindado.

Ahora es la consentida de la casa.

Tres meses después de ser rescatada Olivia es una perrita completamente nueva. Su vida de dolor y miseria es parte del pasado. Ahora tiene un presente lleno de alegría y amor al lado de una nueva familia.

Todos los perritos merecen disfrutar de una vida sana y feliz. Si no estás en condiciones de tener un perrito entrégalo algún centro de rescate, pero nunca lo abandones a su merced. Amor y respeto es los menos que merecen. Comparte la nota y luchemos por más causas justas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!