Un perrito descubre la manera más original de asustar a los niños que se acercan a su hogar

Realmente es muy difícil no sentirse cautivado por un adorable perrito, y es que estos amigos peludos no solo derrochan amor por sus seres queridos, sino que se la ingenian para llamar la atención, especialmente cuando quieren conseguir algo.

Esta es una historia encantadora y divertida que nos muestra a un cachorro, que desde que fue adoptado y llegó a su nuevo hogar, no ha desperdiciado la oportunidad de mostrar sus alegres ocurrencias.

Se trata de Edisto, un adorable perrito que fue adoptado hace un año, y desde entonces su nueva familia ha sido bendecida con la divertida personalidad de este cachorro.

Realmente a la familia no les llevó mucho tiempo aprender a conocerlo y descubrir que es capaz de dibujar una sonrisa en el rostro de cualquier persona, especialmente a sus dueños quienes son los más privilegiados por tenerlo todos los días.

«Es muy enérgico y tiene mucha personalidad, siempre me hace reír», dijo Amanda Davis, la madre de Edisto.

Amanda contó que hace un par de meses Edisto se le ocurrió llamar la atención con una costumbre que, probablemente sea su hábito más divertido hasta el momento, y es que cada vez que quiere entrar o salir presiona su cara contra la puerta de vidrio dejando ver sus dientes en una mueca que nace por la presión contra la superficie.

Esta costumbre, relativamente nueva de presionar su cara contra el vidrio, a primera vista lo hace ver un poco «aterrador», incluso algunas personas han manifestado su parecido con el personaje de Jack Nicholson en «The Shining». 

Pero es solo la primera impresión, inmediatamente la gente se da cuenta de lo adorable y divertido que es este amigo peludo.

¡Este cachorro descubrió una nueva manera de conseguir lo que quiere justo a tiempo para la celebración de Halloween!

Este Halloween tuvo un agregado inesperado y divertido, la cara de su nueva mascota que exige la atención de sus seres queridos y siempre quiere estar a su lado.

La familia de Edisto saludó a los niños que venían por dulces en la parte de afuera de su casa durante la celebración de Halloween, pero pronto Edisto se dio cuenta que se estaba perdiendo toda la diversión al estar dentro de la casa y trató de pedirle a su familia que lo dejara salir con su nuevo hábito.  

«Los niños se asustaron y preguntaron si se trataba de una decoración real o no», dijo Amanda.

Los infantes se sorprendieron con el comportamiento del cachorro, pero a todos los padres les encantó.

Rápidamente los niños se dieron cuenta de que Edisto no representaba ningún peligro y tampoco daba miedo, es solo un divertido cachorro que estaba asumiendo el rol de su disfraz de Halloween.

No dejes de compartir esta divertida y ocurrente historia de Edisto, un cachorro que agradece la nueva oportunidad para vivir tras ser adoptado.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!