Encuentran a su perro sin vida en la bañera y confiesa que lo ahogó «porque ladraba demasiado»

Tener un perrito en casa es como tener un bebé, se necesita paciencia infinita y amor inagotable. Ellos necesitan atención, cariño y protección.

Lamentablemente hay personas que optan por tener una mascota pero no cumplen el compromiso de velar por su bienestar, ni siquiera son capaces de valorarlos ni de ofrecerles los cuidados básicos.

El incidente ocurrió en Bradenton, Florida.

Margaret Kinsella, de 43 años de edad, sacó a pasear su perrito, un labrador retriever color chocolate, tras regresar se metió al baño donde realizó una trágica escena.

Kinsella ahogó en la bañera a su perrito porque estaba ladrando mucho, la cruel escena fue descubierta por un trabajador que se encontraba reparando un aire acondicionado en la casa de Margaret.

El hombre escuchó fuertes gritos provenientes del baño, le preguntó si necesitaba ayuda pero la mujer dijo que no.

El perrito estaba flotando sin vida en la bañera.

El hombre comenta que solo a dos minutos de haber preguntado los gritos se intensificaron y regresó para ver qué había pasado, lamentablemente se encontró con una sangrienta y desgarradora escena.

Rápidamente el hombre salió corriendo y llamó a la Oficina del Sheriff del Condado de Manatee. Por suerte, la policía actuó sin perder tiempo y capturaron a la mujer antes de que intentara escapar.

Los perritos no pueden ser un canal para drenar las malas emociones.

Actualmente Margaret esta tras las rejas y fue acusada de crueldad animal. Tras una entrevista con la policía la mujer admitió haber actuado cruelmente en contra de su mascota, argumentando que lo ahogó porque no dejaba de ladrar.

Aunque Margaret está tras las rejas aun la investigación sigue abierta. Tras una serie de exámenes se comprobó que está luchando contra la ansiedad y depresión tras la muerte de su padre y esposo.

Aún se desconoce cuánto tiempo Margaret pasará tras las rejas.

Si bien entendemos la difícil situación por la está atravesando tras la pérdida de su familiares, no se justifica las acciones en contra de un peludito indefenso.

Por ello, instamos a todas las personas dueñas de mascotas a ser consientes cuando no se puedan hacerse responsables de sus perritos en determinadas situaciones y llevarlos con algún familiar, amigo, o algún lugar que vele por ellos mientras nuestro caos interior se ordena.

Nada podrá justificar un acto de maltrato hacia un animal inocente que solo sabe ofrecer su amor y lealtad. Afortunadamente la mujer está en la cárcel, y todo gracias a una denuncia oportuna.

 No dudes en denunciar si eres testigo o sospechas de algún trato injusto contra un animal. Todos debemos alzar la voz en defensa de los más inocentes, comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!