La perrita que regresaron varias veces al refugio adopta a 2 gatos recién nacidos abandonados

Muchos creen que los perros y gatos son enemigos naturales y nada está más alejado de la realidad. Así lo confirma una peludita llamada Kona, que demostró que estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para proteger a unos gatitos en apuros.

Después de todo, Kona también venía de un pasado muy difícil y parecía comprender a la perfección toda la ayuda que los animales sin hogar necesitan. Si alguno necesitaba una madre amorosa, ella estaría allí.

Kona vive en la ciudad de Nueva York en los Estados Unidos.

Cuando Kona llegó al refugio, un voluntario trabajó incansablemente para cuidarla. La peludita llegó con tres cachorritos y a pesar de que se encontraba muy débil siempre procuró brindarles amor y cuidados.

Con el paso del tiempo, los perritos y Kona fueron dados en adopción pero las familias no hacían más que devolver a la pobre perrita al refugio.

Kona ya tiene 7 años de edad.

Fue entonces cuando el voluntario que tanto la había cuidado decidió que Kona se quedaría con él. Fue la mejor decisión posible, la linda perrita ahora trabaja en el refugio junto a su padre donde hace unos meses, llegaron dos gatitos huérfanos. 

Los gatitos había sido encontrados con tan sólo 3 semanas de vida.

Su madre no apareció por ningún lado y los gatitos permanecían abrazados. Parecía imposible separarlos pero todo mejoró drásticamente cuando Kona los conoció.

“Kona siempre ha sido una gran madre, pero estos dos son sus primeros gatitos. Los lleva a su cama para darle besos”.

La dulce perrita escuchó los chillidos de los gatos y no dudó en acudir a ellos. Los trató con tanto amor que los mininos la abrazaron y comenzaron a pedirle todos los mimos del mundo.

“Fue amor a primera vista en ambos extremos”, dijo Asa.

Gracias a Kona, los hermanitos gatunos lograron sobrevivir. Para un pequeño es vital recibir los cuidados de su madre y Kona estuvo allí y los ayudó a sentirse seguros con muchos besos. Los llamaron Milli y Gilligan y cada día que pasa se encuentran más juguetones y felices.

“Milli es una niña de mamá. Siempre encuentra el camino hacia Kona. Son inseparables”, explicó Asa, el voluntario.

Muy pronto, estos lindos gatitos estarán preparados para buscar una familia definitiva, todo esto gracias al amor de los rescatistas y de la hermosa perrita. Parece difícil de creer que varias familias hayan sido capaces de rechazar a alguien tan especial como Kona. Por suerte, ahora ella se encuentra en el lugar indicado y ayudará a salvar a muchos animales como Gilligan y Milli.

¿Habías visto una perrita tan amorosa con los gatos? Comparte a la hermosa Kona para celebrar su maravilloso instinto maternal.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!