Sobrevive a ser sacrificada y viaja miles de kilómetros para encontrarse con su nueva familia

Pearl es una hermosa perrita que hoy en día cuenta con una familia amorosa en los Estados Unidos.

Sin embargo; tuvo que realizar un gran viaje para salvarse del mercado de carne de perros en China, pasar por una amorosa fundación y volar miles de kilómetros hasta conocer a quien se convertiría en su nueva familia.

Pearl fue rescatada en la ciudad de Harbin al noreste de China.

Hace un par de años Hayley, Aimee y Emily fundaron Slaughterhouse Survivors.

Desde entonces trabajan incansablemente para poder salvar a los perritos de las terribles personas que los ven como una simple mercancía. Pearl es una de las afortunadas perritas que pudo dar un vuelco a su vida.

Pearl tenía una grave condición en su piel cuando fue rescatada.

Llegó a sus rescatistas terriblemente herida. Le faltaba una de sus patitas delanteras y realmente no sabían si la pequeña lograría salvarse.

Por suerte, la dulce perrita llegó justo a tiempo. Recibió muchos baños con medicamentos especiales y después de un par de meses ya se encontraba llena de energía, saludable y con muchas ganas de conseguir un nuevo hogar.

Pearl tiene su propia cuenta de Instagram con casi 3 mil seguidores.

Una familia le abrió las puertas de su casa como de manera temporal y en cuestión de semanas una veterinaria de Nueva York contactó a los rescatistas y les indicó que quería adoptar a la linda Pearl.

Eran noticias maravillosas. No sólo tendría la familia que tanto necesitaba sino que también recibiría cuidados médicos al alcance de la mano. Como es de imaginar, el traslado no sería nada sencillo.

Ahora Pearl tiene una hermanita perruna llamada Janet y no tardaron en convertirse en mejores amigas.

La fundación trabajo de la mano con Road Dogs and Rescue y después de un mes la dulce Pearl estaba llegando a los brazos de Ashley, su nueva madre.

A pesar de que Pearl ya había recorrido un gran camino para mejorar su salud, Ashley decidió hacerle una serie de exámenes para asegurarse de brindarle la mejor vida posible.

Aun se desconoce el motivo por el que Pearl perdió su patita.

Fue allí cuando descubrió lo mucho que la falta de su patita la había afectado. Tenía que esforzarse mucho para caminar y recorrer grandes distancias así que su cadera y sus articulaciones estaban notoriamente afectadas. Ahora, la linda perrita se encuentra en proceso de rehabilitación.

Están tomando en consideración ayudar a Pearl con una prótesis para que pueda llevar un vida mucho más cómoda.

Pearl estaba destinada a la peor de las suertes en aquel sangriento matadero de China. Ahora todo es cosa del pasado y la vida de la dulce perrita no hace más que mejorar y llenarse de amor y alegrías. No hay dudas de que esta es la segunda oportunidad que todos los perritos se merecen.

Comparte esta nota para alzar la voz en contra de las matanzas y los festivales de carne de perro en China. Todos merecen una nueva vida al igual que Pearl.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!